Viernes, 26 de Febrero de 2010

Los cines belgas se suman al boicot a "Alicia en el país de las maravillas"

EFE ·26/02/2010 - 14:03h

EFE - Varias de las más de 40 piezas originales de la película "Alicia en el País de las Maravillas", de Tim Burton, que se exponen en un pabellón de la Institución Ferial de Madrid.

Los cines de Bélgica se sumarán a los de de Gran Bretaña, Italia y Holanda en la amenaza de boicot a la película "Alicia en el país de las maravillas" por la decisión de Walt Disney Studios de vender el DVD tres meses después del estreno en la gran pantalla.

Para la Federación Belga de salas de Cine (FCB) esa decisión puede ser "contraproducente" para lograr los ingresos necesarios para recuperar al sector, que ha tenido que realizar "un gran coste ante la proyección digital en 3D ", según dijo su secretario general, Thierry Laermans, a la radiotelevisión RTL.

El estreno de esta nueva creación de Tim Burton estaba previsto para el 10 de marzo, pero la distribuidora pretende sacar el DVD en junio por lo que no se respetaría el tradicional espacio de cuatro meses que transcurren desde que se proyecta en la sala y llega a la calle.

Para Laermans, "este período más corto es inaceptable", según unas declaraciones al diario "Le Soir".

También recuerda que Disney respeta los cuatro meses en Francia porque es allí es lo legal, igual que ocurre en Alemania, Dinamarca, Suiza y España. "¿Por qué este trato distinto?", se pregunta el responsable de la FCB.

Por el momento, la amenaza de boicot ya ha sido aprobada por UGC, Euroscoop, Acinapolis, Cinepointcom, Imagix, Utopolis, Les Grignous y Kinepolis, que suponen aproximadamente el 85% de los operadores de salas en Bélgica.

Ahora todavía queda por saber cuál será la postura del resto de las salas, ya que el 15% todavía no se ha pronunciado sobre el boicot.

"Le Soir" destacó que ésta situación abre el interrogante acerca de si, ante el posible boicot, algunas salas aprovecharán la oportunidad para sacar beneficio o serán solidarios con la postura mantenida por el resto de salas. EFE