Viernes, 26 de Febrero de 2010

Ahmadineyad se reúne con Hasan Nasralá y Jaled Meshal en Damasco

EFE ·26/02/2010 - 13:25h

EFE - El presidente sirio, Bachar al Asad (c), conversa con su homólogo iraní, Mahmud Ahmadineyad (dcha), y con el líder del Hizbulá, el jeque libanés Hasan Nasralá (izq), durante una cena celebrada en honor de los invitados en Damasco (Siria) el jueves 25 de febrero de 2010.

El presidente iraní, Mahmud Ahmadineyad, se reunió ayer, por separado, en Damasco con el secretario general del grupo libanés Hizbulá, Hasan Nasralá, y con el máximo dirigente del grupo palestino Hamás, Jaled Meshal, informó hoy la televisión Al Manar, órgano informativo de Hizbulá.

Según ese canal libanés, durante la reunión Ahmadineyad y Nasralá "discutieron sobre las recientes amenazas sionistas (término empleado para referirse a Israel) contra Siria y el Líbano.

Este encuentro se produjo en el marco de una breve visita de Ahmadineyad a Siria, durante la cual el líder iraní se entrevistó con su homólogo sirio, Bashar al Asad, con quien firmó un acuerdo que permite a los ciudadanos de ambos países viajar entre ambos estados sin necesidad de solicitar visado.

Asimismo, Ahmadineyad se encontró con Meshal y varios líderes de diferentes facciones palestinas, que viven exiliados en Siria.

"La reunión remarcó la importancia de la coordinación entre las facciones palestinas y la república de Irán para enfrentarse a las amenazas sionistas, así como a las agresiones contra los templos sagrados", aseguró el canal libanés.

Por otra parte, el presidente iraní también mantuvo una reunión con una delegación compuesta por representantes cristianos y musulmanes con quienes dialogó -según Al Manar, sobre "la necesidad de lograr una unidad cristiano-musulmana contra los poderes de la arrogancia mundial".

Ayer el ultraconservador líder iraní advirtió de nuevo a Israel, e insistió en que un eventual ataque contra Siria desembocaría en el fin de Estado israelí.

"Si la entidad sionista (Israel) repite los ataques del pasado, esto significará su expulsión. Si continúan por el camino equivocado no encontrarán lugar en la región", subrayó Ahmadineyad, antes de instar a los israelíes a recapacitar.

A este respecto, el presidente Al Asad subrayó que su país "está en todo momento preparado para hacer frente a una eventual agresión de Israel".

La visita de unas horas Ahmadineyad a Siria coincidió con un aumento del tono de las declaraciones entre Israel, por un lado, y Siria y Líbano, por otro.

El pasado 3 de febrero, el ministro de Defensa israelí, Ehud Barak, manifestó que era vital volver a las negociaciones de paz con Siria porque, de otro modo, se podía ir a la guerra.

En respuesta, el ministro de Asuntos Exteriores sirio, Walid al Mualem, advirtió de que, en caso de contienda, esta llegaría hasta las ciudades israelíes.

El ministro de Asuntos Exteriores israelí, Avigdor Lieberman, respondió un día después que, si Siria provoca a Israel y hay una guerra, el régimen de Al Asad, caerá.

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad