Viernes, 26 de Febrero de 2010

El Bundestag aprueba ampliar en 850 hombres la misión alemana en Afganistán

EFE ·26/02/2010 - 12:25h

EFE - La canciller alemana Angela Merkel (dcha) y el ministro de Asuntos Exteriores de Alemania, Guido Westerwelle (izda) asisten al debate sobre la misión Alemana en Afganistán en el Bundestag en Berlín, Alemania, hoy, viernes, 26 de febrero de 2010.

El Bundestag, la cámara baja alemana, aprobó hoy por amplia mayoría el nuevo mandato para la misión del Bundeswehr, el ejército alemán, en Afganistán, que contempla la ampliación del contingente en 850 hombres, hasta un máximo de 5.350 soldados.

A favor del nuevo mandato votaron 429 de los 586 diputados en el Bundestag con el apoyo de los partidos de la coalición gubernamental -cristianodemócratas (CDU), socialcristianos bávaros (CSU) y liberales (FDP)- y la mayoría de los miembros de la oposición socialdemócrata (SPD).

Un total de 111 diputados votaron en contra y 46 se abstuvieron, en una votación en la que Los Verdes habían anunciado que se abstendrían mayoritariamente, mientras la formación de La Izquierda rechazó el nuevo mandato.

Al comenzar la sesión, el presidente del Bundestag (la cámara baja del Parlamento alemán), Norbert Lammert, expulsó al grupo parlamentario de La Izquierda del pleno por organizar un acto de protesta durante el debate sobre la misión alemana en Afganistán.

Los diputados de La Izquierda mostraron pancartas con los nombres de las víctimas civiles que fallecieron el pasado 4 de septiembre en el bombardeo de dos camiones cisterna en Kundus, en un ataque lanzado a instancias del entonces comandante del contingente alemán en ese área, Georg Klein, y que costó la vida a unas 140 personas.

Lammert instó al grupo parlamentario a abandonar la sala por considerar que ese tipo de "manifestaciones" son contrarias a la normativa del parlamento.

La expulsión de los diputados de La Izquierda -partido formado por postcomunistas y disidentes socialdemócratas- conllevaba inicialmente su exclusión de la votación, aunque finalmente y con el apoyo de los restantes grupos parlamentarios Lammert autorizó que regresaran al plenario para que emitieran su voto.

Según el ministro de Exteriores, el liberal Guido Westerwelle, el aumento en el número de soldados será temporal y a partir de finales de 2011 se empezará a traspasar la responsabilidad a Kabul de manera paulatina.

Con miras a ese objetivo, el número de militares dedicados a la formación de soldados y policías afganos aumentará de 280 a 1.400.

La canciller alemana, Angela Merkel, ha asegurado que respalda los planes del Gobierno de Kabul de que Afganistán asuma su seguridad en 2014 pero se opone a citar una fecha concreta para la salida de las tropas germanas de ese país para no alentar a los terroristas a atacar en un momento determinado.