Viernes, 26 de Febrero de 2010

Protección de datos de la UE pone el ojo en Street View

Pide a Google que acorte el período en que almacena las imágenes de su servicio para proteger la privacidad

PÚBLICO.ES / REUTERS ·26/02/2010 - 12:17h

Ver mapa más grande


Las autoridades de protección de datos de la Unión Europea (UE) persiguen que el gigante estadounidense de búsquedas en Internet acorte el período en que almacena las imágenes de su servicio web Street View para proteger la privacidad de las personas 'retratadas'.

Lanzado en San Francisco en 2007, y estrenado en España un año después, Street View permite a los usuarios obtener una visión de 360 grados de calles, edificios, tráfico y personas, usando fotografías obtenidas por vehículos con cámaras de Google.

Ahora disponible en muchos países, los críticos del servicio acusan a Google de no difuminar imágenes delicadas y ubicar sus cámaras de una manera que les permite observar sobre verjas, cercas de setos y muros dentro de propiedad privada.

Tras el lanzamiento de Street View comenzaron a dar vueltas por la Red imágenes comprometedoras que Google se apresuraba a borrar de su callejero. El coche de Google fue incluso cazado atropellando a un pobre cervatillo.

Para zanjar el primer asalto de un plumazo, la empresa Montain View desarrolló una tecnología para difuminar caras de las personas y matrículas de los coches, a la vez que habilitó un sistema de comunicación de denuncias.

Pero parece que la UE no se conforma con estas medidas y se ha unido a la ola anti-Google formada por una cohorte variopinta: autores y editores de prensa que quieren cobrarle un canon, editores de libros que ven su negocio amenazado, telecos que quieren una tajada porque usa sus redes y tiene la desfachatez de hacer mucho dinero que no reparte... Lo penúltimo es una investigación, también desde Bruselas, por monopolio, y la condena por un vídeo colgado en Youtube.

Medio año

Google ahora mantiene las imágenes originales durante un año y debería reducir a la mitad ese período, según un escrito de las autoridades de protección de datos dirigida al asesor legal de la compañía, Peter Fleischr.

"El grupo de trabajo cree que una retención máxima de seis meses de copias no alteradas de las imágenes sería un balance adecuado entre la protección de la privacidad y la capacidad de eliminar falsos positivos", dijo la carta, fechada el 11 de febrero.

Por su parte, Google se defiende: asegura que su necesitad de conservar las imágenes por un año es "legítima y justificada"

El grupo de trabajo, que está compuesto por supervisores privados de países de la UE, asesora a la Comisión Europea sobre reglas de protección de datos.

La comisaria de Justicia Europea, Viviane Reding, aseguró que seguiría de cerca los temas de protección de datos: "En Europa, tenemos altos estándares para la protección de datos. Espero que todas las compañías se sometan a las reglas del juego", manifestó ella en un comunicado.