Viernes, 26 de Febrero de 2010

El Supremo decidirá el 17 de marzo sobre los recursos contra la sentencia del Yak-42

EFE ·26/02/2010 - 10:51h

EFE - Familiares de los militares fallecidos en el accidente del Yak-42, durante una vista del juicio. EFE/Archivo

El Tribunal Supremo (TS) deliberará y decidirá el próximo 17 de marzo sobre los recursos presentados por la Asociación de Familiares de Víctimas del accidente del Yak-42 y por los tres militares condenados por falsear las identidades de las víctimas, contra la sentencia de la Audiencia Nacional.

Así lo ha acordado la sala segunda del TS en una providencia fechada el pasado 17 de febrero y notificada a las partes en la que señala el día 17 de marzo para emitir el fallo.

La Audiencia Nacional condenó el pasado 19 de mayo al general de Sanidad Vicente Navarro a 3 años de prisión como responsable de un delito de falsedad en documento oficial cometido por funcionario público por falsear, de forma consciente, la identificación de 30 de los 62 militares que perdieron la vida en el siniestro del Yak-42, ocurrido el 26 de mayo de 2003 en Trebisonda (Turquía).

Por los mismos hechos, aunque en calidad de cómplices, fueron condenados a 18 meses de cárcel el comandante médico José Ramírez y el capitán médico Miguel Sáez.

Contra la sentencia de la Audiencia Nacional interpusieron recurso los tres militares condenados, que piden su libre absolución, y la Asociación de Familiares de Víctimas del Yak-42, que solicita que se eleve de tres a seis años la pena de prisión para el general Vicente Navarro.

Los familiares piden también que se imponga la misma pena a los otros dos militares condenados por las identificaciones erróneas de treinta cadáveres de los militares que perdieron la vida en el accidente de Turquía.

Además, la asociación que agrupa a las familias de los soldados damnificados, reclama una multa de 60.000 euros e inhabilitación especial por otros seis años para Navarro y un incremento de las indemnizaciones para los padres, cónyuges, hijos y hermanos de todas las víctimas del accidente, y no sólo de los soldados que fueron erróneamente identificados.

Los familiares protestaron también por la denegación de varias pruebas que solicitaron y les fueron denegadas durante el juicio celebrado en la Audiencia Nacional entre el 23 de marzo y el 21 de abril pasados, como el testimonio del entonces presidente del Gobierno, José María Aznar, y de los ex ministros de Defensa Federico Trillo y José Bono.