Viernes, 26 de Febrero de 2010

El director de la NASA defiende ante el Congreso la política de exploración espacial

EFE ·26/02/2010 - 04:51h

EFE - El director de la NASA, Charles Bolden, manifestó que esa política "constituye un enfoque más asequible y mucho más sostenible" en la exploración espacial. EFE/Archivo

El administrador de la NASA, Charles Bolden, defendió la nueva política espacial del Gobierno del presidente Barack Obama que ha postergado el retorno del hombre a la Luna en la próxima década.

Al presentar su propuesta de gastos para el ejercicio fiscal 2011, el presidente Obama propuso asignar a la NASA un presupuesto 19.000 millones de dólares.

Esa cifra aumentó los fondos anuales de la agencia espacial, pero no lo suficiente como para continuar adelante con el plan de llevar una vez más al hombre a la Luna.

Al mismo tiempo, canceló el desarrollo del programa Constellation que debía entregar nuevas naves que sustituirán a los transbordadores que serán retirados a finales de este año.

Esas naves debían ser las que llevaran el hombre a la Luna y las que, en las próximas décadas, transportaran a los astronautas a Marte.

En cambio, la nueva política hizo énfasis en el desarrollo de nuevas tecnologías y nuevos combustibles para las naves y también indicó la intención de acudir a la empresa privada para el transporte de astronautas en vuelos de órbita baja.

En una comparecencia ante el Comité sobre Ciencia y Tecnología de la Cámara de Representantes, Bolden manifestó que esa política "constituye un enfoque más asequible y mucho más sostenible" en la exploración espacial.

Además, rechazó críticas de los legisladores quienes señalaron que ahora la agencia espacial estadounidense carece de objetivos o programas específicos.

Señaló que la NASA mantiene su objetivo de llevar astronautas a Marte, pero aclaró que sólo es alcanzable a más de una década de distancia en el tiempo y que, entre tanto, se deberá mejorar la actual tecnología.

"Queremos ir a Marte. No podemos llegar ahora porque no tenemos la tecnología para hacerlo", manifestó.

Esta fue la segunda ocasión en que Bolden se presenta ante el Congreso para defender la nueva política espacial. El miércoles había comparecido ante el subcomité de Comercio, Justicia y Espacio del Senado.

Ante el comité de Ciencia y Tecnología de la Cámara de Representantes, Bolden escuchó las críticas a los planes formuladas por varios legisladores, especialmente de estados que se verán afectados por la cancelación del programa Constellation.

David Wu, demócrata del estado de Oregon, indicó que los planes podrían condenar a Estados Unidos a perder el liderazgo espacial.

"Sugeriría al Gobierno y a su agencia que consideren si esto es prematuro, si es sensato y si no nos condena a un futuro en que no haya estadounidenses en el espacio y que el idioma dominante no sea el inglés", indicó.

Lincoln Davis, demócrata de Tenesí, señaló que no lo han convencido los argumentos del Gobierno.

"Hasta que no tengamos otras discusiones, soy partidario de continuar con el programa que tenemos. Me tienen que convencer de que lo que proponen es mejor que Constellation", manifestó.

Por su parte, Bart Gordon, demócrata de Tenesí, dijo que la propuesta del Gobierno constituyó un "cambio radical" que ha planteado más preguntas que respuestas.

Pero al mismo tiempo, elogió algunos aspectos del nuevo presupuesto de la NASA, incluyendo la financiación para el desarrollo de nuevas tecnologías, aun cuando también expresó reservas respecto a la idea de entregar el lanzamiento de naves espaciales a la empresa privada.