Viernes, 26 de Febrero de 2010

EEUU publica hoy el dato preliminar del PIB en el cuarto trimestre de 2009

EFE ·26/02/2010 - 06:04h

EFE - En cuando al índice de precios, las expectativas de los analistas van desde un aumento del 0,6 a uno del 0,7 por ciento. EFE/Archivo

El Departamento de Comercio divulgará hoy su cálculo preliminar del Producto Interior Bruto (PIB) en el cuarto trimestre de 2009, y la mayoría de analistas espera que se ratifique la estimación inicial de un crecimiento del 5,7 por ciento.

El Gobierno dará a conocer el informe a las 13.30 GMT.

En su estimado inicial, dado a conocer hace unas semanas, el Departamento de Comercio había señalado un crecimiento de PIB entre octubre y diciembre del 5,7 por ciento, y un aumento del 0,6 por ciento del índice de precios vinculado al PIB.

En esta ocasión los cálculos de los analistas respecto al PIB van desde un crecimiento del 5,4 por ciento a uno del 6 por ciento, y el consenso está en el 5,7 por ciento.

En cuando al índice de precios, las expectativas de los analistas van desde un aumento del 0,6 a uno del 0,7 por ciento, y el consenso se queda en el 0,6 por ciento calculado inicialmente por el Gobierno.

El ritmo de crecimiento de la actividad económica en el último trimestre del año pasado fue el más alto en seis años y reflejó un menor ritmo de eliminación de inventarios, una desaceleración de las importaciones y un incremento de la inversión fija no residencial.

En parte estos datos fueron contrarrestados por una desaceleración del gasto del Gobierno federal, que en febrero de 2009 había lanzado un estímulo económico por 787.000 millones de dólares, de los cuales ha invertido poco más de la mitad.

La economía de Estados Unidos retornó al crecimiento en la segunda mitad de 2009 después de cuatro trimestres de contracción en la recesión más profunda y prolongada desde la Gran Depresión de la década de los treinta.

Aunque hay numerosos indicios de una reactivación que continúa siendo lenta, el índice de desempleo está en el 9,7 por ciento, y los precios de las viviendas siguen deprimidos.