Viernes, 26 de Febrero de 2010

El juez mantiene la imputación a Isabel Pantoja y Julián Muñoz

Mantiene los indicios de blaqueo de capital de la tonadillera en una pieza separada del 'caso Malaya'

EUROPA PRESS ·26/02/2010 - 01:42h

El titular del Juzgado de Instrucción número 5 de Marbella (Málaga), Oscar Pérez, ha dado por concluida la instrucción de la causa iniciada contra el ex alcalde de dicha localidad Julián Muñoz, la ex mujer de éste, Maite Zaldívar, la cantante Isabel Pantoja y otras 11 personas más, desglosada del caso Malaya, contra la corrupción municipal en Marbella.

Así, a través de un auto, el juez ordena continuar la causa por el trámite del procedimiento abreviado y mantener la imputación para un total de 14 personas por supuestos delitos de blanqueo de capitales.

Los hechos investigados se refieren al presunto desequilibrio patrimonial entre los ingresos acreditados por Muñoz y los gastos, al dinero que presuntamente éste habría hecho llegar a su ex mujer, así como a las cuentas de la tonadillera Isabel Pantoja y a la adquisición de un apartamento en el Hotel Guadalpín y a la casa en la urbanización 'La Pera'.

Respecto a ese desequilibrio patrimonial, la resolución recoge los datos de informes policiales y concluye que éstos "ofrecen claros indicios de manejo de importantes cantidades de dinero en efectivo" por parte de Muñoz, Zaldívar y la hija de ambos, también imputada, "cuyo origen no se explica con el regular ejercicio de la actividad pública del primero, única fuente de ingresos de la familia".

Un desfase de casi 110.000 euros

En este sentido, se apunta que el flujo de dinero en las cuentas corrientes de la unidad familiar son "claramente superiores a los ingresos declarados a la Hacienda Pública". Así, en 1997 los gastos superan a los ingresos regulares en 45.800 euros; mientras que en 1998 "aparecen sin justificar" 52.500 euros, según la resoluión, en la que se destaca que en 2001 "el desfase es de 109.794 euros".

Existen "supuestos de transferencias directas" de dinero a través de sociedades

Además, el juez indica que las relaciones entre el ex alcalde y otro imputado y familiares de éste -algunos de sus miembros también están en este procedimiento- sugiere que "existen indicios de haber realizado actos de adquisición y transmisión de participaciones por su nominal para ocultar el inmueble" del que es titular una empresa y apunta que para la presunta ocultación de ese patrimonio "de origen sospechosamente ilícito" se creó "un entramado societario".

El auto indica que también existen "supuestos de transferencias directas" de dinero a través de sociedades, ocultándose presuntamente el país de origen. En este apartado, se imputa al director de una sucursal bancaria, amigo de la familia Zaldívar desde hacía años; y a otra persona más, que en aquella época trabajaba en un banco privado.

Delito de blanqueo de capital

En cuanto a Pantoja, la resolución dice que existen "indicios" de un posible delito de blanqueo. Apunta que "era de dominio público" que mantenía con Julián Muñoz "una relación sentimental" y "de confianza" que en el tiempo se situaría, en todo caso, "a partir del segundo semestre del año 2002", además de que "su propia actividad profesional no justifica la capacidad económica para hacer frente a las inversiones realizadas".

"La cantante se relacionó con una persona implicada en actividades ilícitas"

Para el juez, la cantante "se relacionó con una persona implicada en actividades ilícitas y de la que resultaban importantes beneficios económicos, siendo razonable pensar que la naturaleza de la relación le permitía conocer aquellas circunstancias, independientemente del carácter público y conocido de las imputaciones".

En este sentido, analiza la adquisición por parte de la cantante de un apartamento en el hotel Guadalpín a través de una empresa, con escritura pública otorgada por Aifos en 2003, aunque en la contabilidad de la sociedad "no se incluye dicha compra" hasta años más tarde. Además, "no se detecta el pago para la adquisición del inmueble", según el auto.

En el escrito, se indica que "llama la atención" que dos días después del otorgamiento de la escritura, el entonces alcalde alzó la paralización de obras acordada en relación a un expediente cuyo titular era una de las empresas vinculadas al hotel Guadalpín.