Viernes, 26 de Febrero de 2010

Zapatero exige a Cuba libertad para los presos políticos

El presidente del Gobierno lamenta "profundamente" la muerte del disidente Orlando Zapata, pero no la condena

JUANMA ROMERO ·26/02/2010 - 01:00h

MARTA JARA - El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, ayer en el Congreso, interrogado por los medios a la salida de la inauguración de la Conferencia de Presidentes de Comisiones de Asuntos Exteriores de la UE (COFACC).

José Luis Rodríguez Zapatero se enmendó ayer a sí mismo. Zarandeado por las acusaciones de tibieza con Cuba tras la muerte del disidente Orlando Zapata, el presidente del Gobierno multiplicó la presión sobre La Habana, exhortándole a abrir la mano.

Primero, lamentó “profundamente” la tragedia y trasladó sus “condolencias” a la familia. No habló de condena. “Podemos suponer el sufrimiento de los presos políticos cubanos y debemos exigir al régimen cubano que devuelva la libertad a los presos de conciencia y respete los derechos humanos. Esta es una exigencia fundamental de toda la comunidad internacional”, remarcó a continuación en la inauguración de la Conferencia de Presidentes de las Comisiones de Asuntos Exteriores de los parlamentos de los países de la UE y de los Estados candidatos (COFACC, por sus siglas en inglés: Conference of Foreign Affairs Committee Chairpersons). La cita fue en el Congreso.

Su discurso no contuvo más alusiones directas a Cuba, más allá de su insistencia en que Europa siga “a la vanguardia en la defensa de los derechos humanos”. Pero era el gesto de desagravio que se esperaba ayer después de que el miércoles, en la sede de la ONU en Ginebra (Suiza), Zapatero ni mencionara el caso Zapata. Apenas enunció una frase opaca: “Nadie tiene derecho a arrebatar la vida a otro ser humano”.

El presidente mesuró ayer su mensaje, con la evidente intención de no romper la baraja por completo. Lo hizo también el ministro de Exteriores, Miguel Ángel Moratinos, durante el coloquio con los diputados europeos en la COFACC: “Lamentamos la muerte de Zapata y exigimos la libertad absoluta de los prisioneros políticos y una defensa de los derechos humanos en Cuba. Seguiremos batallando por ese objetivo”.

Diálogo, mejor que el bloqueo

Prueba de que hay amonestación, y no ruptura, es que Moratinos y el secretario de Estado para Iberoamérica, Juan Pablo de Laiglesia, reafirmaron el compromiso de España de eliminar durante el semestre de presidencia de la UE la Posición Común sobre Cuba, vigente desde 1996, convencidos de que la política de bloqueo y de sanciones a la isla que patrocinó el Gobierno de José María Aznar “no dio resultados”. Aunque la política de diálogo tenga sus “dificultades”, reconoció el jefe de la diplomacia, es más razonable que la anterior.

Moratinos respondió así a diputados europeos más escépticos, como los conservadores José Ribeiro e Castro (Portugal) y Emanuelis Zingeris (Lituania). Este reprochó al ministro que España conciba al Che y a los hermanos Raúl y Fidel Castro como “paladines de la libertad”. La COFACC, a instancias del representante luso, comenzó a promover ayer una resolución de “condena” a la muerte de Zapata. Al final, no fue posible pactarla por unanimidad por las pegas que pusieron distintos países. Hoy viernes los parlamentarios podrán firmar la declaración, pero ya a título individual, informa Efe.

La declaración de Zapatero, hecha además como presidente de turno de la UE, fue celebrada por el PP, que alabó la “rectificación”, un gesto que secundó la plataforma de exiliados de la isla Cuba Democracia Ya. Mariano Rajoy, con todo, insistió en que es “absurdo” cambiar la Posición Común. La jefa del Ejecutivo madrileño, Esperanza Aguirre, marcó terreno otra vez frente a su líder, al subrayar su “indignación” por que el Gobierno lamente, pero no condene, la muerte de Zapata.

Desde el PSOE, Elena Valenciano, secretaria de Política Internacional, expresó su “profunda preocupación” por la situación en Cuba y pidió la libertad de los presos políticos. Leire Pajín, la secretaria de Organización, demandó a La Habana avances en derechos humanos.

 

OTRAS REACCIONES
La UE pide a la dictadura un compromiso real

Alta Representante // La Alta Representante europea de Política Exterior, Catherine Ashton, pidió ayer a Cuba que “haga real el compromiso con los derechos humanos que asumió con la firma de la Convención de Derechos Civiles y Políticos”. Esto debería incluir “la liberación incondicional de todos los presos políticos, incluyendo los detenidos y condenados en 2003”.

Socialistas españoles // “Esta triste ocasión puede ser un acicate para abrir una reflexión sobre las relaciones entre la UE y Cuba que establezca un diálogo bilateral en materia de derechos humanos”, dijo la eurodiputada española María Muñiz en nombre de la delegación.

Populares europeos // El Partido Popular Europeo (PPE) solicitó a Zapatero que abandone la idea de modificar la Posición Común que fija las relaciones entre la UE y Cuba. Además, el secretario general del PPE, Antonio López-Istúriz condenó desde Bruselas “las detenciones ordenadas por el régimen castrista” y exigió “el cese de esta nueva ola represora”.

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad