Viernes, 26 de Febrero de 2010

Iberia adelanta a este año su nueva low cost por las pérdidas

La aerolínea cierra 2009 con unos números rojos históricos de 273 millones

SUSANA R. ARENES ·26/02/2010 - 08:30h

Antonio Vázquez, presidente de Iberia, ayer en la rueda de prensa. - ángel martínez

Era ya sabido que Iberia iba a cerrar 2009 con números rojos, pero no se esperaban tan altos. La aerolínea tuvo unas pérdidas de 273 millones, "absolutamente históricas" en la compañía, como admitió ayer Antonio Vázquez, en su estreno como presidente de la empresa ante los medios de comunicación. Objetivo número uno: dejarlas atrás este año. Medios para lograrlo: reducir gastos y adelantar a noviembre de este año la creación de una nueva filial de menores costes, similar a las low cost.

Presionada también por las aerolíneas de bajo coste, Iberia anticipa dos meses el despegue de su nueva aerolínea con la esperanza de que tenga efectos en sus ingresos ya este año. Bajará sus precios en vuelos de corto y medio recorrido (Europa, África, salvo Suráfrica, y Oriente Próximo) y "no habrá trasvases de plantilla de Iberia a la nueva compañía", puntualizó el consejero delegado, Rafael Sánchez Lozano. La empresa busca un acuerdo con los sindicatos, que no tendrá fácil porque ya ponen condiciones. Esta nueva aerolínea, según los directivos, no robará vuelos a Vueling (con base en Barcelona y en la que Iberia controla el 45%), ni a su franquiciada Air Nostrum.

Iberia necesita árnica en ventas, que cayeron el año pasado un 19%, hasta 4.409 millones. Aunque redujo la oferta, la demanda cayó más. Y también bajó los gastos un 12%, "pero no lo suficiente", dijo ayer Vázquez, lo que abre la vía a nuevos recortes, sin descartar los de personal.

Los resultados provocaron una caída en bolsa del 2,2%. Pero, pese a todo, Iberia mantiene una fortaleza financiera envidiada por otras empresas, por su baja deuda, un patrimonio de 1.551 millones y una caja de 1.900 millones.