Jueves, 25 de Febrero de 2010

Técnica in vitro es menos exitosa en asiáticas estadounidenses

Reuters ·25/02/2010 - 19:58h

Las mujeres asiáticas estadounidenses serían menos propensas que las blancas a lograr un embarazo con fertilización in vitro (FIV), de acuerdo a un nuevo estudio.

Un equipo de la Stanford University, en California, halló que de 180 mujeres tratadas con FIV en la clínica universitaria, las descendientes de asiáticos eran menos propensas a lograr un embarazo: el 31 por ciento tuvo un bebé, a diferencia del 48 por ciento de las blancas.

Los resultados, publicados en Obstetrics & Gynecology, se sumaron a la evidencia sobre las implicancias de las diferencias étnicas en los resultados de la FIV.

Estudios previos habían demostrado que las mujeres descendientes de asiáticos y las afroamericanas tienen tasas de éxito más bajas que las blancas.

El nuevo estudio no responde por qué las asiáticas estadounidenses son menos propensas a tener un bebé con FIV. Pero aporta datos en contra de ciertas explicaciones, indicó el equipo de la doctora Elizabeth S. Langen.

El equipo no halló pruebas, por ejemplo, de incidencia de las diferencias étnicas en la calidad de los embriones producidos mediante la FIV.

Las mujeres asiáticas estadounidenses eran similares a las blancas en cuanto a la respuesta a los fármacos usados para estimular los ovarios y producir los óvulos. En ambos grupos, los médicos pudieron recuperar entre 15 y 16 óvulos.

Los resultados sugieren que "factores distintos al desarrollo embrionario influencian los resultados de FIV en las asiáticas", escribió el equipo.

El estudio incluyó a 180 mujeres tratadas con un ciclo de FIV usando sus propios óvulos en el 2005 o el 2006. El 62 por ciento era blanca y el 38 por ciento, asiática.

No hubo diferencias étnicas claras al inicio del tratamiento. Las mujeres respondieron igual a la estimulación ovárica, las tasas de fertilización eran comparables y la cantidad de embriones implantados en el útero fue similar (2, en promedio) en ambos grupos.

Sin embargo, las asiáticas eran menos propensas que las blancas a quedar embarazadas, un 43 por ciento versus un 59 por ciento, respectivamente, o a tener un bebé.

El peso es un factor de éxito de la FIV: está comprobado que la obesidad y la delgadez excesiva la reducen. En general, las asiáticas estadounidenses eran más delgadas que las blancas, pero ambos grupos estaban dentro del peso normal.

Sólo tres asiáticas tenían bajo peso.

Otra teoría de por qué las asiáticas tienen menos éxito con la FIV es que sufrirían una mayor prevalencia de endometriosis, un trastorno en el que el recubrimiento interno del útero crece también afuera del órgano y afecta el funcionamiento uterino y ovárico.

El equipo no evaluó este problema, pero tampoco halló diferencias étnicas en la cantidad de diagnósticos pasados de la enfermedad.

El equipo destacó que no contaron con información sobre el estilo de vida de las mujeres, como su dieta o el uso de suplementos. Los próximos estudios, concluyó, deberían analizar si las diferencias étnicas en esas características tienen algún papel en los resultados de la FIV.

FUENTE: Obstetrics & Gynecology, marzo del 2010.