Jueves, 25 de Febrero de 2010

Dolce Gabbana viste de lana a una mujer entre la ciudad y la pista de esquí

EFE ·25/02/2010 - 20:38h

EFE - Los diseñadores italianos Domenico Dolce (dcha) y Stefano Gabbana agradecen los aplausos del público tras presentar la nueva colección de Dolce & Gabbana para la temporada otoño-invierno 2010-2011 durante la segunda jornada de la Semana de la Moda Femenina de Milán, en Milán, Italia.

Los modistos italianos Dolce & Gabbana presentaron hoy, durante la segunda jornada de la Semana de la Moda Femenina de Milán, a una mujer invernal que combina prendas de lana con vestidos de noche, acortando las distancias entre la ciudad y las pistas de esquí.

Fuera de los desfiles del circuito oficial, Domenico Dolce y Stefano Gabbana sacaron a la pasarela una colección llena de motivos navideños para la temporada otoño-invierno 2010-2011, con prendas confeccionadas en lana y piel e inspiradas en el frío de las exclusivas pistas de esquí de Aspen (EEUU) o Saint Moritz (Suiza).

La mujer de Dolce & Gabbana acude al trabajo con botas de esquí y cálidos abrigos "oversize" decorados con renos y bolas de nieve y recurre a sofisticados vestidos de gasa por la noche.

Las faldas de "chiffon" en tonos rojos, blancos y transparentes son las protagonistas al final del día, combinadas con cálidas botas de invierno y chaquetas de piel.

Durante esta segunda jornada de la pasarela de Milán presentó sus diseños el diseñador italiano Roberto Cavalli, quien puso el toque "pop" con una mujer juvenil y desenfadada, que combina "leggings" con vestidos y faldas del siglo XIX.

En su colección para la próxima temporada otoño-invierno, Just Cavalli reinterpreta las prendas estilo imperio de hace dos siglos, cortando y reduciendo las faldas a la mínima expresión para combinarlas con medias y "leggings" de los más diversos estampados.

El leopardo, seña de identidad de la firma italiana, el tartán o los diseños abstractos visten a una mujer que apuesta por tonos brillantes y metálicos.

Por la noche, el estilo rockero deja paso a la sobriedad de las pieles y del negro, sin renunciar al encaje y a las transparencias en faldas que acaban siempre muy por encima de la rodilla.

Recurriendo también al frío que vendrá la próxima temporada pero sin olvidar la elegancia de los trajes noche, la firma Blugirl presentó a una mujer que porta abrigos de lana para cubrir sólo parcialmente los minivestidos elaborados en tonos pastel que se oscurecen a medida que avanza el día.

En esta jornada desfiló Luciano Soprani, que utiliza la chaqueta como elemento imprescindible para vestir a una mujer sobria y tranquila. Por la noche, esta prendas se llenan de volantes.

Soprani cerró su desfile desatando polémica, al proyectar en la sala la frase: ¿Dónde está Anna Wintour?", en referencia a que los organizadores de esta Semana de la moda decidieron acortar en un día los desfiles de la pasarela milanesa por las exigencias de la editora jefe de la edición estadounidense de la revista "Vogue".

En la jornada de hoy presentan también sus colecciones firmas como Fendi, Prada y Moschino Cheap & Chic, mientras que mañana será el turno de "pesos pesados" como Versace, Emporio Armani o Gianfranco Ferré.