Jueves, 25 de Febrero de 2010

El PP rechaza la última propuesta de pacto educativo del Gobierno

El ministro Gabilondo se muestra dispuesto a cambiar hasta 21 artículos de la ley vigente // Se da de plazo hasta finales de marzo para alcanzar el acuerdo

JAVIER SALAS ·25/02/2010 - 15:28h

El Partido Popular ha vuelto a negarse a alcanzar el pacto por la enseñanza que el ministro de Educación, Ángel Gabilondo, persigue desde que recibiera su cartera. Y todo a pesar de que la última propuesta del Gobierno, presentada esta mañana en la Conferencia Sectorial que reúne a los consejeros de Educación de las distintas comunidades autónomas, incluía la modificación de hasta 21 artículos de la ley vigente (la LOE).

La consejera de la Comunidad de Madrid, Lucía Figar, actuó como portavoz de su partido a la salida de la reunión para asegurar que los conservadores no encuentran "avances sustanciales" que ayuden a aceptar el texto, aunque insistió en que su voluntad sigue siendo la de pacta.

"Le hemos presentado al ministro un documento con 10 cuestiones muy concretas que necesitamos que estén" en el pacto, aseguró Figar. Una de sus principales demandas es la de potenciar la red de centros concertados ("libertad de elección", pero también la reforma de la asignatura de Educación para la Ciudadanía.

El ministro Gabilondo no tardó en responder a la consejera madrileña y a sus colegas del Partido Popular que en los principales diagnósticos internacionales sobre los problemas de la enseñanza en España "entre las causas del fracaso escolar no se alude a esta asignatura".

Gabilondo criticó que los conservadores pretenden alcanzar objetivos máximos y no mínimos básicos: "Aquí [en la propuesta de pacto] ha renunciado todo el mundo, y muy seriamente". Además, tras aludir a lo que debe ser una muestra de credibilidad por parte de un "partido de Estado", criticó que el PP no se centre en abordar un debate educativo sino sobre otras cuestiones "como el modelo de Estado".

El proceso para alcanzar definitivamente un pacto se acerca a su final, ya que el ministro fijó la fecha límite a finales de marzo, después de haberse reunido de nuevo con agentes sociales, comunidad educativa, partidos políticos y consejeros autonómicos: "Mi horizonte temporal es que el final de marzo haya que decir que sí o que no".

Noticias Relacionadas