Jueves, 25 de Febrero de 2010

La escultura "Calcetín" de Tàpies presidirá el nuevo espacio de la Fundación

EFE ·25/02/2010 - 15:09h

EFE - Desmontaje de los andamios de las obras de remodelación de la Fundación Tàpies, dirigidas por el arquitecto Iñaki Ábalos, y que han sido presentadas hoy tras su finalización.

"Mitjó", una escultura con forma de calcetín de Tàpies, presidirá el nuevo espacio de dos plantas que se ha incorporado a la Fundación Tàpies en la amplia reforma realizda por los arquitectos Iñaki Ábalos y Renata Sentkiewicz y que se inaugurará el próximo 4 de marzo.

La Fundación estaba cerrada al público desde enero de 2008, después de que una inspección de los Bomberos de Barcelona pusiera de manifiesto que no cumplía las normativas de seguridad y evacuación, además no ser adecuada para las necesidades de las personas con movilidad reducida.

Si en un primer momento se apostó sólo por solucionar estas contingencias, al final, y gracias al acuerdo entre administraciones y la Fundación, se aprobó llevar a cabo una remodelación más amplia.

La remodelación de la Fundación ha permitido a Tàpies recuperar su "calcetín", 18 años después de que la sociedad catalana se dividiera entre partidarios y detractores de la idea del artista de instalar una escultura de 18 metros de altura con la forma de un calcetín agujereado presidiendo la gran Sala Oval del Museo Nacional de Arte de Cataluña (MNAC).

El objetivo de la renovación de la Fundación era transformar la obligada adaptación a las nuevas normativas en materia de seguridad, protección y evacuación, abriendo todo el edificio original al público con nuevas áreas de exposición, archivo y educativas.

Asimismo, ha explicado hoy Ábalos, "se han concentrado las áreas administrativas y de servicios en un nuevo pabellón de tres plantas separado por un patio del edificio original".

"Más allá de dar visibilidad a las obras realizadas, hemos querido enriquecer la experiencia que cada visitante se lleve y que salga enriquecido sin saber muy bien cuál ha sido la intervención del arquitecto", ha señalado Ábalos.

Todo el proyecto pretendía, ha añadido, dar una nueva visibilidad, no sólo a la fachada principal, cubierta por la escultura "Núvol i Cadira" (1990), sino también a la trama Cerdà con el patio interior, que estará coronado por la escultura "Mitjó" (2010).

La intervención de Ábalos y Sentkiewicz, que ha supuesto una inversión de 8,3 millones de euros, ha permitido a la Fundación Tàpies incrementar en 520 metros cuadrados las áreas administrativas, otros 50 el vestíbulo, más una nueva terraza.

Según el arquitecto, "en las nuevas partes construidas hemos intentado leer con ojos contemporáneos la misma técnica, ritmos y materiales que utilizó (el arquitecto original del edificio) Lluís Domènech i Montaner".

En la planta subterránea de la Fundación "hemos dado más claridad y mayor altura a las salas, homologable a la de cualquier sala de exposiciones", mientras que "el antiguo auditorio ha quedado convertido en una sala flexible multiusos".

Ábalos considera minimalista su intervención en la sede de la Fundación, "muy diferente de la arquitectura de museos que se hacía cuando se remodeló por primera vez en 1990 -"30 años son muchos en una institución", ha apuntado- y lejos de la arquitectura que se hacía hace diez años, que era más icónica y exhibicionista".

La exposición inaugural servirá para mostrar obra nueva de Tàpies, así como piezas de otros artistas que tendrán relación con la tesis que defiende el pintor en el libro "El arte y sus lugares".

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad