Jueves, 25 de Febrero de 2010

Sarkozy se entrevista con el francés liberado en Mali

Reuters ·25/02/2010 - 08:26h

El cooperante francés Pierre Camatte, que fue puesto en libertad esta semana por el ala de Al Qaeda en el norte de África, se entrevistó el jueves con el presidente francés, Nicolas Sarkozy, en la capital maliense, Bamako.

"Agradezco a mi amigo el presidente de Mali (Amadu Tumani Ture) por todo lo que ha hecho para la liberación de Pierre Camatte", declaró Sarkozy a periodistas en el palacio presidencial de Mali.

Camatte, liberado el martes, fue trasladado a Bamako por las fuerzas de seguridad de Mali un día más tarde. Tenía previsto viajar a París tras la rueda de prensa, mientras que Sarkozy partía hacia Ruanda.

"Le digo al pueblo de Mali que en su lucha contra Al Qaeda, contra los terroristas, contra los asesinos, Francia (...) está a vuestro lado con decisión", declaró Sarkozy.

Sarkozy, que estuvo acompañado por el ministro de Exteriores francés, Bernard Kouchner, dijo que Francia estaba comprometida con la lucha contra Al Qaeda en la región de Sahel, entre el África negra y la árabe. "Estoy pensando en concreto en Mauritania y Argelia", declaró.

Durante una visita en Gabón el miércoles, Sarkozy llamó la atención sobre lo que los analistas califican como un creciente problema en la región desértica, vasta e inhóspita, en el norte y oeste del continente, que es extremadamente difícil de vigilar.

"No quiero olvidar que hay otros rehenes en la zona, españoles e italianos, que son retenidos por esos grupos terroristas que están incontrolados en el Sahel", dijo allí.

"Todos los países que tienen capacidad tienen que trabajar para obtener su liberación", añadió.

Camatte fue secuestrado por Al Qaeda en el Magreb Islámico en Mali en noviembre. Su liberación se produjo después de que Mali dejara en libertad a cuatro prisioneros islamistas, condición impuesta por la organización, antes del 22 de febrero, para asegurar que Camatte no era ejecutado.

El intercambio de prisioneros ha encolerizado a Argelia y Mauritania, dos países donde también operan células de Al Qaeda.

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad