Jueves, 25 de Febrero de 2010

Las navidades de Ibrahimovic en moto de nieve

La prensa sueca desvela que el delantero se saltó el régimen interno del Barça y sufrió quemaduras en la cara

N. R. ·25/02/2010 - 08:00h

Ibrahimovic. - N. R.

Por desconocimiento o por negligencia, Ibrahimovic se saltó el código interno que rige el comportamiento de los jugadores del Barça. Lo hizo las pasadas navidades cuando, acompañado de su familia, pasó parte de sus vacaciones en una estación invernal de Suecia y no dudó en utilizar una moto de nieve en sus desplazamientos. Obviando las normas, el delantero se expuso, además, a los efectos del sol y el frío, aunque la consecuencia no fuera visible ni conocida.

Lo cierto es que, a su regreso al trabajo y durante un par de días, Ibra se cubrió con un pasamontañas que le tapaba hasta la nariz. Ocultaba así su rostro parcialmente quemado. Aunque su indumentaria llamó la atención acostumbrado como debería estar al frío, el sueco no ofreció ninguna explicación pública. Y el club, como es habitual, tampoco reveló el incidente. La información la difundió el diario Aftonblandet en su edición del pasado lunes. El rotativo sueco aseguraba, además, que el delantero había sido sancionado con 50.000 coronas (5.110 euros) por su infracción.

El código interno que se aplica a los jugadores de la primera plantilla azulgrana prohíbe "cualquier actividad que entrañe riesgo de lesión", según confirmó un portavoz del club a este diario. El documento no especifica, sin embargo, qué deportes o actividades se pueden realizar o cuáles no. El genérico engloba toda una serie de prácticas que quedan a criterio del propio jugador.

La prohibición afecta, evidentemente, a actividades como ir en moto, montar a caballo, la escalada, practicar el esquí o deportes de riesgo como el parapente, por citar ejemplos que resultan obvios. Sin ir más lejos, Chygrynskiy, que no tiene carnet de conducir, y ha manifestado que el único medio de locomoción que le gusta es la moto, no puede utilizarla.

El defensa ucraniano negó públicamente que hubiera solicitado permiso al club para desplazarse en moto. Pero, consultado al respecto, Pep Guardiola espetó: "De eso, ni hablar". "Ya tendrá tiempo para ir en moto cuando se retire del fútbol", añadió el técnico azulgrana, tras argumentar que se trata de una práctica peligrosa.

Puede que Ibrahimovic desconociese la normativa de la entidad o que, simplemente, considerase que no ponía en riesgo su integridad física cuando se subió a la moto de nieve. Por la misma razón, el club, en contra de lo publicado por Aftonblandet, asegura que no le impuso ninguna sanción al delantero sueco, autor el martes del providencial gol del empate ante el Stuttgart.