Miércoles, 24 de Febrero de 2010

Tres años de cárcel para un sacerdote que asistía a presos por tráfico de drogas

EFE ·24/02/2010 - 18:45h

EFE - El Juzgado de lo Penal de Salamanca ha condenado a tres años de prisión a un sacerdote, C.L.S. (d), que asistía a presos de la cárcel salmantina de Topas por un delito de tráfico de drogas, tras un acuerdo de conformidad alcanzado hoy entre la acusación y la defensa.

El Juzgado de lo Penal de Salamanca ha condenado a tres años de prisión a un sacerdote, C.L.S., que asistía a presos de la cárcel salmantina de Topas por un delito de tráfico de drogas, tras un acuerdo de conformidad alcanzado hoy entre la acusación y la defensa.

La condena se produce después de que el sacerdote haya aceptado la pena que solicitaba el ministerio fiscal, tres años de prisión y una multa de 25.304 euros por un delito contra la salud pública relacionado con el tráfico de drogas.

El resto de acusados, otras tres personas, también ha aceptado las peticiones del fiscal, como ha ocurrido con el caso de C.E.V.R. -compañero de piso del sacerdote y al que la acusación pública atribuye la función de comprar la droga-, quien ha aceptado tres años y ocho meses de prisión.

Además, estaba acusado un interno de Topas, J.A.B., quien supuestamente organizaba la compra del estupefaciente y que ha aceptado una pena un año y medio de prisión, sustituible por una multa, así como M.A.G.H., quien al parecer comprobaba la calidad del hachís y ha aceptado una pena de nueve meses de prisión.

El sacerdote, que además de ser voluntario en la cárcel de Topas era el párroco en los municipios salmantinos de Palencia de Negrilla, Negrilla de Palencia y Forfoleda, fue detenido en julio de 2008.

El fiscal considera que el entonces arrestado organizaba la compra de droga y su distribución en la cárcel de Topas "utilizando para ello su condición de sacerdote" y su "facilidad" para entrar en la prisión.

El ministerio público ha basado su acusación, entre otros argumentos, en cuatro conversaciones telefónicas intervenidas al sacerdote con varios internos de la cárcel de Topas para llevarles diversas cantidades de droga

El juez, al dictar auto de apertura de juicio oral, sostuvo hubo "constante distribución de la droga en el Centro Penitenciario" por parte del sacerdote.

En la actualidad, hasta la celebración de juicio y tras pasar un año en prisión preventiva, el cura está viviendo en Madrid, fuera de prisión, estudiando una titulación media, según han informado fuentes cercanas a C.L.S.

Tras la sentencia condenatoria deberá ingresar en prisión.

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad