Miércoles, 24 de Febrero de 2010

El Barça no tiene por qué ganar siempre, dice Guardiola

Reuters ·24/02/2010 - 15:38h

Las críticas que han caído sobre el Barcelona en los dos últimos dos partidos pese a no haber perdido ninguno de ellos, han llevado al técnico Josep Guardiola a intentar eliminar la idea de que su equipo no puede perder.

El sábado, el Barça goleó por 4-0 en casa al Racing de Santander en un partido de Liga, pero muchos calificaron la actuación del conjunto blaugrana como la peor de los últimos 18 meses.

El empate a 1 que cosechó el equipo catalán el martes en su visita al Stuttgart, en el partido de ida de los octavos de final de la Liga de Campeones, sería una buena noticia para la mayoría de los equipos, pero Guardiola fue cuestionado nuevamente sobre por qué sus jugadores volvieron a jugar mal.

Tras haber conquistado todos los títulos disputados la temporada pasada -Liga de Campeones, Liga, Copa del Rey, Supercopa de España, Supercopa de Europa y Mundial de Clubes-, parece que las altas expectativas depositadas en el Barcelona son totalmente desproporcionadas.

"Se dan muchas cosas por hecho. Todo se da por supuesto porque somos los vigentes campeones. Todo cuesta mucho, y los equipos están muy bien preparados", dijo Guardiola.

El entrenador estuvo la mayor parte de su análisis sobre el empate del martes haciendo hincapié en que el Barcelona tenía que hacer bastante más que sólo ganar un partido.

"El equipo siempre lo intenta, y las cosas pueden salir bien o mal, pero la respuesta siempre es muy buena", puntualizó.

No obstante, el técnico admitió que su equipo podía jugar mejor.

"El resultado fue relativamente positivo, pero tenemos que mejorar para ganar cualquier título. Sabemos que tenemos que hacerlo y no tengo duda de que lo haremos", sostuvo.

El Barcelona, que lidera la Liga con dos puntos de ventaja sobre el Real Madrid, comenzó por detrás en el marcador en su visita al Stuttgart con un gol del delantero Cacau a los 25 minutos, e incluso podría haber encajado más goles si el equipo alemán hubiera estado más acertado de cara al gol.

Sin embargo, el conjunto catalán fue un equipo diferente después de lograr el empate con un gol de Zlatan Ibrahimovic en el comienzo del segundo tiempo. La eliminatoria se decidirá en el partido de vuelta que se jugará en Barcelona.