Miércoles, 24 de Febrero de 2010

El dúo Lerner-Moguilevsky ofrece en Madrid su particular revisión del klezmer

EFE ·24/02/2010 - 13:42h

EFE - El dúo argentino Lerner-Moguilevsky, tras quince años de carrera, actúa por primera vez en España para ofrecer su original revisión del klezmer, "la música de los judíos de Europa occidental y oriental" que este jueves sonará en la madrileña Fundación Carlos de Amberes. EFE/Emotiva Comunicación

Tras quince años de carrera, el dúo argentino Lerner-Moguilevsky actúa por primera vez en España para ofrecer su original revisión del klezmer, "la música de los judíos de Europa occidental y oriental" que este jueves sonará en la madrileña Fundación Carlos de Amberes.

"El klezmer tiene su origen en el siglo XVIII con el movimiento jasidista, que alentaba a conectar con la divinidad a través del baile y el vino; lo mismo que en una discoteca pero buscando a Dios", explica a Efe el pianista, acordeonista y percusionista César Lerner.

La propuesta instrumental se completa con la armónica, el clarinete y los instrumentos étnicos de Marcelo Moguilevsky, segunda mitad de esta dupla que recrea "una música vivencial y errante".

Esa deriva ambulante parece haber calado en el espíritu del tándem nacido en Buenos Aires. "Cuanto más profundas son las raíces, mas altos son los árboles, y respetar el origen de esta música nos permite ir lo más lejos posible; eso es una suerte de nomadismo", manifiesta Lerner.

Hasta la proclamación del estado de Israel, en 1948, la diáspora del pueblo judío propició que el klezmer se imbuyera de "las peculiaridades de cada pueblo al que llegaba".

"Hay toda un área común en la que se desdibujan los límites entre culturas como la yugoslava, la rumana o la griega", expone Lerner sobre el carácter "universalista" de una música que conjuga "la extrema euforia y la extrema melancolía".

Ambas emociones representan sólo una parte del amplio espectro sensorial propuesto por Lerner-Moguilevsky Dúo, pareja que goza de reconocimiento a nivel internacional gracias a su particular mezcla de klezmer, tango y folk argentino.

En cualquier caso, Lerner se resiste a hablar de "fusión", ya que "el propósito" del dúo es "convocar, no evocar". "Al evocar haces un simple 'collage' de varias piezas, mientras que al convocar hay algo que te atraviesa y consigue que lo singular se universalice", reflexiona.

Aunque el klezmer es un género instrumental, la ausencia de letras no impide que vertebre "algo potente". "Como dijeron algunos poetas, salir del yugo de las palabras facilita el camino, y esta música sólo necesita el sonido para generar percepciones y recuerdos", asevera César Lerner.

El dúo comenzó su actividad hace treinta años, dedicándose por entonces a la música contemporánea, pero en 1996 redefinió sus coordenadas hacia la apuesta con la que ahora se estrenan en suelo español.

"No tocamos mucho en América y generalmente tenemos que hablar nuestro básico inglés sobre el escenario, así que para nosotros es muy importante actuar en Madrid", bromea Lerner sobre la actividad de un conjunto que también ha compuesto bandas sonoras para teatro, danza o cine, incluyendo la del aplaudido filme "Nueve reinas".

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad