Miércoles, 24 de Febrero de 2010

La crecida del Guadalquivir fuerza cientos de desalojos

El agua castiga zonas de Sevilla, Jaén y las urbanizaciones ilegales de Córdoba

Á.M / AGENCIAS ·24/02/2010 - 07:00h

Después de azotar durante varios días diversos municipios de Cádiz, el temporal de lluvia descargó ayer con furia sobre Sevilla, Córdoba y Jaén. La crecida del Guadalquivir y sus afluentes forzó cientos de desalojos en estas tres provincias, mientras el agua embalsada en Andalucía alcanzaba máximos históricos, según datos facilitados por la Agencia Andaluza del Agua. La Junta lanzó ayer un mensaje de "tranquilidad" ante las insistentes lluvias.

Córdoba resultó ayer particularmente castigada, sobre todo las parcelaciones declaradas inundables por el ayuntamiento, escasamente acondicionadas y en muchos casos irregulares, de las afueras de la capital. Fue el caso de La Altea, a las afueras de Córdoba y junto al aeropuerto, donde fueron desalojadas 150 personas, según el portavoz oficial de la Delegación del Gobierno andaluz en Córdoba. Al menos 150 personas más fueron desalojadas en otras urbanizaciones, barriadas periféricas y pueblos colindantes. La precariedad del acondicionamiento de estas zonas, donde la mayoría de viviendas están construidas sin licencia, agravó las consecuencias de la lluvia.

En Jaén, la Junta sólo confirmaba 40 desalojos en la aldea de San Julián, en Marmolejo, así como otros en Guarromán, la pedanía Los Palomares de Jabalquinto y en la Puerta de Segura. Pero las mismas autoridades admiten que pudo haber más. En la capital, el Guadalbullón, afluente del Guadalquivir, alcanzó su máximo histórico y se desbordó en la barriada Las Infantas, donde se acumuló barro en calles, casas, naves y campos de labor. Varias líneas ferroviarias fueron cortadas y numerosas carreteras también. En Navas de San Juan, un pequeño tornado se llevó parte del techo del colegio y de diversas naves industriales, además de mobiliario urbano.

Derrumbe de un cortijo

En Andújar la situación es de máxima expectación. El ayuntamiento avisó ayer a 300 familias y 200 empresas para prevenirlas de inundaciones en sus naves o casas. En Sevilla fueron desalojadas 30 personas en Écija y 10 en Lora del Río, donde otras 40 fueron advertidas de que lo más prudente sería abandonar sus domicilios. Los asentamientos chabolistas de la zona baja de San Juan de Aznalfarache, en el área metropolitana de Sevilla, también fueron desalojados, según el 112.

En Granada se registraron ayer sólo cuatro desalojos en Cortes y Graena, pero son más de 50 los municipios que han solicitado ayudas al Gobierno. El derrumbe de un cortijo mató a dos británicos el lunes en Rubite. Las lluvias amenazaban ayer con sepultar una vivienda en Montefrío, donde ya se han derrumbado dos en una semana.