Miércoles, 24 de Febrero de 2010

El estancamiento del PIB alemán siembra dudas sobre el repunte

Reuters ·24/02/2010 - 11:20h

La recuperación de la economía alemana se estancó en el cuarto trimestre de 2009, cuando la debilidad del consumo y la liquidación de inventarios contrarrestaron una mejora en las exportaciones, sembrando incertidumbre sobre el panorama para 2010.

El Producto Interior Bruto se mantuvo sin cambios en los últimos tres meses de 2009 tras expandirse en los dos trimestres anteriores, dijo el miércoles la oficina de estadísticas.

En otro dato sombrío, la firma de investigaciones de mercado GfK dijo que la confianza del consumidor alemán caería en marzo porque las preocupaciones sobre la marcha de la economía afectarían las expectativas sobre los ingresos y la disposición a gastar.

"Pareciera que la economía alemana estuviera hibernando: un crecimiento estancado en el cuarto trimestre y la débil lectura del índice Ifo conocida ayer", dijo Carsten Brzeski, economista de ING Financial Markets.

"Sin embargo, algunas miradas pueden engañar. La tendencia subyacente se mantiene saludable. La demanda por productos alemanes sigue siendo fuerte", agregó.

Alemania, que mantiene una alta dependencia del comercio exterior, se vio especialmente golpeada por la crisis externa el año pasado, período en el que la economía se contrajo un récord del 5 por ciento.

La economía salió de la recesión en el segundo trimestre del 2009 antes de estancarse en el cuarto. Los indicadores económicos anticipan que la recuperación tendrá baches.

El martes, el instituto Ifo dijo que su índice sobre la confianza empresarial cayó en febrero por primera vez en casi un año.

"El PIB alemán probablemente se contraiga en el primer trimestre, luego deberíamos ver una recuperación, aunque habrá baches en el camino", dijo Joerg Lueschow, analista de WestLB.

El Gobierno ha dicho previamente que la recuperación de la economía alemana aún no es autosostenible.

El consumo privado restó 0,6 puntos al PIB del cuarto trimestre, mientras que la liquidación de inventarios sustrajo 1,2 puntos, mostraron las cifras oficiales.

En cambio, el comercio neto aportó 2 puntos porcentuales, al caer las importaciones y subir las exportaciones.

En la comparación interanual, la economía alemana se contrajo un 1,7 por ciento en el cuarto trimestre, tras una caída del 4,7 por ciento en el tercero, en línea con estimaciones preliminares.