Miércoles, 24 de Febrero de 2010

Brown niega que minara a su ministro de Finanzas

Reuters ·24/02/2010 - 09:38h

El primer ministro británico, Gordon Brown, dijo el miércoles que no tomó parte en ninguna sesión informativa negativa sobre su ministro de Finanzas después de Alistair Darling dijera que se habían desatado "fuerzas demoníacas" sobre él desde el despacho de Brown.

Dado que las próximas elecciones son en junio y el Partido Laborista, actualmente en el poder, está detrás de los conservadores en los sondeos de opinión, el estilo de liderazgo de Brown ha acaparado titulares de prensa desde que un dominical publicara acusaciones de acoso o 'bullying'.

"Nunca instruiría a alguien para hacer otra cosa que no fuera apoyar a mi ministro de Hacienda", dijo Brown a la televisión ITV el miércoles, en una respuesta rápida a los comentarios de Darling.

En una entrevista el martes por la noche con Sky News, Darling dijo que los ayudantes de Brown habían dado a los medios información negativa 'off-the-record' después de que él señalara a un periódico en 2008 que las condiciones económicas en Reino Unido eran las peores en 60 años.

"Concedí esta entrevista y se desataron las fuerzas del infierno", dijo Darling, en referencia a la prensa negativa alimentada por las informaciones salidas del despacho de Brown.

"No sé por qué hicieron lo que hicieron. Algún día quizás lo expliquen", dijo Darling.

No dejó claro que se estuviera refiriendo a ayudantes y no dijo nada que sugiriera que Brown era responsable de esas comunicaciones, pero los comentarios despertaron nuevas dudas sobre las relaciones laborales de Brown.

"TENSIONES DE FAMILIA"

Estos temas han protagonizado el debate político desde que The Observer publicara afirmaciones respecto a que el primer ministro había metido miedo al personal gritándoles e incluso intimidándoles físicamente en una ocasión.

Cuando fue preguntado en ITV si era un acosador, Brown dijo: "No".

"Me enfado algunas veces. ¿No le pasa a todo el mundo? Me impaciento", dijo.

"Me enfrento a la gente, les pido que hagan las cosas lo mejor que puedan. De hecho, trabajamos en una oficina abierta, somos una familia en Downing Street", dijo.

"Como toda familia, hay temas que salen de vez en cuando, pero tenemos un muy buen ambiente laboral y sacamos adelante las cosas", dijo Brown.

Añadió que las alegaciones publicadas en The Observer no eran ciertas y no se mantenían en pie una vez investigadas.

Los comentarios de Darling ofrecen nueva luz sobre un periodo de revuelo financiero en 2008, a menudo descrito como un momento en el que Brown mostró su calidad, asumiendo el liderazgo para diseñar un paquete de rescate bancario frente a la crisis económica.

Darling dijo que Brown y él discutieron en el pasado, pero argumentó que eso no se debió al carácter de Brown y que era algo normal en la relación entre los primeros ministros y los titulares de Finanzas.