Miércoles, 24 de Febrero de 2010

La Ley del Aborto encara en el Senado su último examen

La izquierda y los nacionalistas rechazarán hoy los vetos del PP, Unió y UPN

VANESSA PI ·24/02/2010 - 08:30h

Concentración en enero de 2008 a favor de la regulación del aborto, en Madrid. - Dani pozo

El futuro de la Ley del Aborto se decide hoy en el Senado. De los 262 votos que se prevé se emitan en la Cámara Alta (un senador de lEntesa Catalana de Progrés ya ha anunciado su ausencia por enfermedad) dependerá que el texto que salió el pasado 17 de diciembre del Congreso se publique automáticamente en el Boletín Oficial del Estado (BOE), o bien tenga que volver a votarse en el Congreso (sería el próximo 11 de marzo).

El partido socialista confía en lograr los apoyos necesarios para que la Ley del Aborto pase directamente al BOE, aunque prevé un debate duro. Ayer, la portavoz del PSOE en el Senado, Carmen Silva, auguraba que el PP tratará de imponer su "alarmismo" e "intento de meter miedo" frente al "rigor y análisis" que vienen mostrando el resto de partidos políticos.

El PSOE negocia cómo evitar enmiendas que retrasarían la ley

Los socialistas cuentan con los apoyos necesarios para tumbar los tres vetos a los que se someterá la ley el del PP, el de Unió y el de UPN que echarían atrás la norma. Ninguno de los tres grupos logrará la mayoría absoluta (132 votos) para imponer el veto.

Votos previsibles

Es previsible que los senadores voten en el mismo sentido que ya lo hicieron en la Comisión de Igualdad. Entonces, los cuatro representantes del PNV y el senador independiente Francisco Javier Tuñón, del Grupo Mixto, rechazaron los vetos, contribuyendo a la mayoría necesaria con el PSOE y lEntesa. La convergente Montserrat Candini también votó en contra de los vetos del PP y UPN, aunque se abstuvo en el de su compañero de Unió. Será decisivo el voto de los senadores que no están obligados a seguir la disciplina de su partido. En esta situación se encuentran los siete senadores de CiU y los dos de Coalición Canaria.

La norma entrará en vigor cuatro meses despuésde su aprobación

Lo que no está tan claro es si saldrá adelante alguna de las 88 enmiendas parciales que se debatirán tras el rechazo a los vetos. A última hora de anoche, el PSOE continuaba negociando para ganar apoyos y lograr la retirada de algunas de esas enmiendas, con el objetivo de lograr que la ley sea publicada tras el debate de hoy. Las peticiones de los grupos insisten en cuestiones que ya fueron debatidas en el Congreso, como la ampliación de 3 a 10 días del periodo obligatorio de reflexión antes de abortar (que solicita el PP) o la ampliación de 14 a 16 semanas del plazo para interrumpir libremente un embarazo (que defiende Convergència).

Recta final

La senadora y secretaria de organización del PSOE, Leire Pajín, defenderá hoy la ley en el Senado. Los socialistas criticaron ayer que no sea la secretaria general del PP, María Dolores de Cospedal, quien represente a su partido ante el Pleno, ya que fue ella quien encabezó el pasado octubre la manifestación que se celebró en Madrid contra la norma.

Tanto si la ley es ratificada hoy como si tiene que volver al Congreso, entrará en vigor cuatro meses después de su aprobación. Así lo determina la disposición final quinta de la norma. Esto es habitual en algunas leyes para asegurarse un cumplimiento efectivo, según explican varios juristas.