Miércoles, 24 de Febrero de 2010

Currin minimiza la importancia de condenar a ETA

El asesor de Batasuna cree que la izquierda abertzale plantea un "proceso democrático"

PEDRO ÁGUEDA ·24/02/2010 - 00:30h

Brian Currin. - PEDRO ÁGUEDA

El asesor de la izquierda abertzale Brian Currin reveló ayer el motivo por el que que los líderes de Batasuna no deben ceder a la exigencia que el Gobierno y los partidos políticos les hacen para que condenen la actividad terrorista de ETA. Según el abogado surafricano, una gran mayoría de esa izquierda abertzale pretende arrastrar a ETA hacia su "proceso democrático" sin violencia y una declaración de condena "no hubiera ayudado mucho a eso".

Todo lo contrario, la censura de Batasuna a la banda, hubiera establecido "una barrera" entre la mayoría de la izquierda abertzale y aquellos que "no se han adherido" a la última propuesta de las bases. Según la exégesis de Currin, quienes han presentado la propuesta se han eregido en los líderes, tomando ventaja sobre los que aún se resisten a dejar la violencia.

El "facilitador", como se presentó el propio Currin, adelantó el que para él debe ser el próximo paso: el fin de la "violencia recíproca". Con este término, Currin igualó la violencia que practica la organización terrorista con la que, a su entender, despliegan las Fuerzas de Seguridad del Estado para combatirla.

Currin habló de España como una excepción en Europa, presentando su legislación como "la más estricta" del continente. Criticó el régimen de incomunicación, dijo que hay "numerosos" casos de tortura y denunció que se haya detenido a más de doscientas personas en los últimos años únicamente por "su actividad política".

El asesor de Batasuna, invitado a Madrid por Lokarri, se cuidó de "decirle al Gobierno lo que tiene que hacer", pero insistió en que la violencia que practica a través de la policía "debe cesar". Después, una "entidad creíble" tendrá que verificar el fin de los dos tipos de violencia. Y, finalmente, las víctimas, en pos del fin superior de la paz definitiva, aceptarán la "experiencia dolorosa" de ver cómo son excarcelados los terroristas, no todos.