Miércoles, 24 de Febrero de 2010

Mourinho, contra su obra

El portugués recibe al Chelsea en Milán

L. J. M. ·24/02/2010 - 09:00h

Mourinho, durante una rueda de prensa. - AFP

"El Chelsea todavía utiliza los jugadores que yo fiché y mis tácticas", dijo Mourinho cuando le preguntaron por la labor de Ancelotti en Stamford Bridge. No le falta razón en parte al volcánico Mou. Del probable once que utilice hoy en San Siro su viejo enemigo Carletto, sólo Ivanovic y Anelka no jugaron bajo las órdenes del entrenador portugués. El resto, salvo Terry que procede de la cantera, pertenecen a la millonaria recolección que Abramovich le permitió a Mourinho en sus tres temporadas como entrenador blue. También hay restos en el Chelsea de ese fútbol directo y machacón que reinó en la Premier, pero que no se coronó en Europa. Los fracasos en la Liga de Campeones y algunos careos duros con Abramovich propiciaron la marcha de Mourinho en 2007.

Todavía habla el luso del Chelsea como su club. Hay jugadores que siempre jugarían en un equipo suyo: Terry, Lampard, Mikel, Essien, hoy baja por lesión, o Drogba. Nadie como ellos representan su estilo. Futbolistas de equipo, de pierna dura, y muy dinámicos. Ancelotti ha conservado el rodillo y la contundencia de aquellos contragolpes a muy pocos toques que tanto entusiasmaban a su antecesor. "Tenemos todo, potencia física y calidad, y podemos ganar los partidos de muchas formas diferentes", se ha desmarcado Ancelotti.

En las vísperas del encuentro, las viejas rencillas entre ambos entrenadores han vuelto a ponerse de manifiesto. Como rivales directos en Milán mantuvieron varios fuegos cruzados. Uno de los más polémicos fue cuando Ancelotti pidió que se le anulara una victoria del Inter por un gol con la mano de Adriano. "¿Ancelotti se cree que somos tontos?", le respondió Mourinho. Las andanadas se han reanudado. "Gracias a Mourinho, y excluyendo a los hinchas del Inter, toda Italia quiere que gane el Chelsea", ha dicho Ancelotti. El partido llega en medio de otro affaire protagonizado por Mourinho. Tras simular con las manos que se sentía esposado por las expulsiones de Samuel y Córdoba ante el Sampdoria le han sancionado con tres partidos y 40.000 euros.

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad