Martes, 23 de Febrero de 2010

Consumo excesivo elimina beneficios del alcohol para el corazón

Reuters ·23/02/2010 - 18:50h

Por Amy Norton

Un nuevo estudio sugirió que los beneficios cardíacos que proporciona un consumo moderado de alcohol desaparecen cuando se lo mezcla con un uso ocasionalmente excesivo.

Tras revisar 14 estudios previos sobre bebedores moderados, los autores hallaron que los que bebían en exceso de vez en cuando eran un 45 por ciento más propensos a desarrollar enfermedad coronaria, es decir, acumulación de placa en las arterias cardíacas que impide el flujo de sangre y oxígeno.

El 8 por ciento (uno de cada 12) estadounidenses tiene enfermedad coronaria, según la Asociación Estadounidense del Corazón.

Los autores definieron el consumo excesivo ocasional de alcohol como beber cinco o más copas diarias, por lo menos una docena de veces por año. El equipo excluyó a los bebedores que toman regularmente en exceso.

Los resultados sugieren que tomar excesivamente en intervalos irregulares contrarrestaría todo beneficio cardíaco proporcionado por un consumo leve, publicaron los autores en American Journal of Epidemiology.

El consumo moderado de alcohol, o sea, una o dos copas diarias, es un hábito potencialmente saludable para el corazón.

Varios estudios hallaron que los bebedores moderados tienen menos riesgo de desarrollar enfermedad cardíaca que los que no consumen alcohol, aun tras considerar otros factores como la educación, la práctica de ejercicio y el estilo de vida.

La literatura sugiere que el alcohol eleva el colesterol HDL o "bueno", que tiene un efecto antiinflamatorio en los vasos sanguíneos y reduce el riesgo de formación de coágulos.

Por otro lado, el consumo excesivo de alcohol de manera regular eleva la presión, favorece la formación de coágulos y genera alteraciones del ritmo cardíaco.

El nuevo estudio muestra que aun cuando se bebe con moderación, los excesos ocasionales pueden elevar los riesgos cardíacos, por lo menos cuando se los compara con el consumo moderado, ya que el equipo no se ocupó de los no bebedores.

Básicamente, los resultados refuerzan el mensaje de que "no todo el consumo de alcohol es bueno para la salud", dijo a Reuters Health el investigador Michael Roerecke, del Centro de Adicciones y Salud Mental, en Toronto, Canadá.

Además de los efectos cardíacos potenciales del consumo excesivo de alcohol, agregó que el alcohol está asociado con otros riesgos para la salud, incluido el cáncer de garganta, estómago, colon, mama e hígado.

Roerecke y su colega Jurgen Rehm llegaron a los resultados tras combinar datos de 14 estudios internacionales realizados entre 1982 y el 2006. Cuatro estudios compararon un total de 2.171 pacientes cardíacos con 3.475 personas sin enfermedad cardíaca.

Los otros 10 estudiaron a los participantes en el tiempo y documentaron nuevos casos de enfermedad cardíaca. La revisión incluyó a 1.637 casos de enfermedad coronaria en más de 50.000 bebedores.

Estos estudios, llamados observacionales, no prueban una relación causa-efecto, sino que revelan asociaciones. Aun así, los resultados respaldan los hallazgos de estudios previos sobre el consumo excesivo de alcohol.

FUENTE: American Journal of Epidemiology, online 8 de febrero del 2010.