Martes, 23 de Febrero de 2010

Un café a la salud de la SGAE

Un abogado que logró que le devolvieran el dinero del canon ya sabe en qué gastará los 1,12 euros

ÁNGEL MUNÁRRIZ ·23/02/2010 - 18:15h

Un cafelito con el dinero del canon. El abogado sevillano Joaquín Moeckel ya tiene pensado en qué se va gastar los 1,12 que un juzgado de Sevilla ha obligado a devolverle por el canon de cuatro CD. "Estoy pensando en tomarme un café. La verdad, no creo que dé para mucho más", explica a Público.

Vale mucho más, explica, la satisfacción de haber logrado la sentencia. Moeckel recogió ayer mismo, en el juzgado de lo Mercantil número 1 de Sevilla, el mandamiento de pago del juzgado. "Me iba a quedar yo sin mis 1,12 euros...", dice.

En una sentencia considerada de gran relevancia por las asociaciones que luchan contra el canon digital, el juzgado de lo Mercantil 1 de Sevilla dio la razón en octubre del año pasado al abogado Joaquín Moeckel (Sevilla, 1966), que reclamaba la devolución de 1,12 euros por el canon de cuatro CD.

Acudió al juzgado con las facturas de los CD marca Verbatim y mostró su contenido. Y funcionó. En efecto, no los había usado para copiar contenidos protegidos por derechos de autor, sino juicios, y a la jueza le valió el argumento.

Fue todo un palo para la SGAE. Moeckel, para evitar enfrentarse con la sociedad de autores en los tribunales, demandó directamente al comerciante, aprovechando que éste también está entre los deudores de la propiedad intelectual.

Tras intentar ser parte en la causa una vez conocida la sentencia, la SGAE abandonó pronto su pretensión de personarse para anular la devolución del dinero. Su decisión fue lógica: es difícil que un juez falle en un mismo caso de forma distinta según quién se persone.