Martes, 23 de Febrero de 2010

Escaso seguimiento de las manifestaciones contra el 'pensionazo'

Los organizadores hablan de 50.000 seguidores en Barcelona y 70.000 en Madrid, frente a las 10.000 y 15.000 de la Guardia Urbana y el sistema Lynce. Méndez asegura que los sindicatos "no permitirán que se devore el sistema público de pensiones"

PABLO MACHUCA / AGENCIAS ·23/02/2010 - 22:00h

REUTERS/Andrea Comas - Cándido Méndez e Ignacio Fernández Toxo.

Seguimiento escaso a las movilizaciones contra la reforma del sistema de pensiones convocadas por los dos principales sindicatos del país, UGT y CCOO. Los organizadores hablan de 200.000 manifestantes en toda España, aunque esas cifras no son oficiales. Un ejemplo claro del baile de datos es el caso de Barcelona, donde los convocantes cifran en 50.000 los participantes, mientras que la Guardia Urbana habla de 10.000. 

Según los datos de los organizadores, en Madrid se habrían manifestado unas 70.000 personas. Sin embargo, según el cómputo efectuado por la empresa Lynce para la Agencia EFE, que contabiliza los asistentes mediante el tratamiento informático de imágenes fijas y en movimiento, el número de manifestantes sería de tan sólo 15.381 personas. Este sistema cuenta con un margen de error del 10%, lo que podría elevar esta cifra hasta un máximo de 17.000 personas.

Los organizadores también hablaban de que 40.000 personas se habrían manifestado en Oviedo, 25.000 en Valencia y unas 10.000 en Alicante. Aún así, ni con estas cifras los sindicatos pueden hablar de éxito en su convocatoria contra la propuesta del Ejecutivo de subir la edad de jubilación de los 65 a los 67 años

Sin embargo, los líderes de ambas organizaciones sindicales han aprovechado la manifestación de Madrid para lanzar sus mensajes. En representación de Comisiones Obreras, Ignacio Fernández Toxo ha criticado al Gobierno por una reforma que considera "innecesaria, irresponsable y que provoca deterioro". Además, ha culpado a los mercados financieros de llevar al país a la situación actual de crisis. "No es cierto lo que dice Fernández Ordóñez, la primera reforma que se necesita es la del sistema financiero", afirmó Toxo en referencia al apoyo del Gobernador del Banco de España al aumento de la edad de jubilación y a una reforma laboral.

Los sindicatos piden unidad a los partidos políticos ante la crisis

Toxo cree que los beneficios de los empresarios han crecido en la época de crisis y que "sólo se propone una reforma laboral" como respuesta. También ha aprovechado para recordarle al presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, las alternativas que los sindicatos han planteado "alto y claro en todos los foros, incluido el Congreso". "Las pensiones", ha afirmado, "no son el regalo de ningún Gobierno, son un derecho alcanzado por la clase obrera que se ha generalizado en democracia, nadie nos lo ha regalado". 

El secretario general de CCOO considera que los españoles tienen una "protección social de segunda o tercera categoría" y que son "otros" los que "se llenan los bolsillos a costa de deteriorar las condiciones" laborales de los trabajadores. Por eso ha pedido al Gobierno que batalle "contra la precarieda y la temporalidad" y que promueva la igualdad salarial entre hombres y mujeres. "Mire usted si hay alternativas", le espetaba desde su tribuna ante la mirada de los miles de manifestantes que se congregaban en la Puerta del Sol. Por último, ha asegurado que durante "las dos próximas semanas toda España seguirá siendo un clamor" contra la reforma propuesta por el Ejecutivo. 

Tras Toxo fue el turno de Cándido Méndez, en representación de la Unión General de Trabajadores (UGT), quien defendió la unidad de los sindicatos frente al enfrentamiento político entre el PSOE y el PP, a quien considera corresponsables de la actual crisis económica. "Ellos son Gobierno y oposición en España", afirma Méndez. "España necesita unidad", ha asegurado al poner como ejemplo el pacto entre sindicatos y empresarios pese a tener "intereses contrapuestos". 

Méndez compara la reforma con "un trozo de carne en la nariz de los tiburones financieros"

El secretario general de UGT pidió al Gobierno que retirara la propuesta de reforma de las pensiones porque "no es una decisión, es una amenaza ante la que tenemos que responder". Cándido Méndez ha comparado la reforma que propone el Ejecutivo con "un trozo de carne que se pone en la nariz de los tiburones financieros para que lo devoren" y ha asegurado que los sindicatos no van a permitir "que se devore el sistema público de pensiones". Por ello, Méndez ha dejado claro su posición: "recortes de pensiones, no".

Méndez también ha pedido al Gobierno que opte por la alternativa de "subir los impuestos a quien más tiene para aumentar la recaudación". A su vez ha exigido a Zapatero que actúe en la Unión Europea "para que se enteren que estamos en una tremenda crisis económica y que el paro va a seguir aumentando en 2010". Además, ha criticado la lejanía de las instituciones europeas con respecto a la sociedad en general.

Méndez ha criticado al Partido Popular por no apoyar a la recuperación económica. "No sé si el presidente del PP es Aznar con el dedo tieso o Esperanza con la rebaja de impuestos y las privatizaciones encubiertas", ha asegurado. Por último, ha señalado que el verdadero problema de la crisis no está en la jubilación, cuya propuesta del Gobierno "genera desánimo y rechazo en la sociedad", sino en el modelo de crecimiento, basado en "el maridaje" entre construcción y sistema financiero, algo que según Méndez "hay que combatir". Para concluir, ha pedido que "demuestre" que está "con la mayoría de la población" y que "vuelva donde tiene que volver".

Barcelona dio el primer paso

El primer paso lo ha dado Barcelona en una marcha que ha arrancado poco antes de las 18:30 de la plaza de Urquinaona con destino a la Pla de Palau, donde Joan Carles Gallego y Josep Maria Álvarez leeran un manifiesto. UGT cifró en 50.000 los manifestantes que se dieron cita en la ciudad condal, mientras que la Guardia Urbana habla de más de 10.000 personas.

En Barcelona la consigna era "¿Jubilación a los 67? ¡Ni de coña!"

Allí, Álvarez se ha mostrado convencido de que las movilizaciones serán masivas y permitirán evitar que el Gobierno español lleve a cabo un recorte de las pensiones y de los derechos de los ciudadanos.

"Si no hay rectificación, la cosa no quedará ahí, ya que la agresión es de una envergadura que necesita una rectificación", ha advertido el máximo responsable de la UGT en Cataluña.

Su homólogo en CCOO, Joan Carles Gallego, ha afirmado que lo que debería hacer el Gobierno es garantizar la ocupación y fomentar el empleo, que es lo único que proporciona ingresos y puede asegurar la viabilidad de las pensiones.

Varios miles de personas han portado lemas como "Nuestro presente es vuestro futuro", llevado por el Partido de los Pensionistas, y protestas contra los banqueros como Emilio Botín, presidente del Banco Santander, de quien una pancarta asegura que "también podría ser un NI-NI", para terminar con un "¿Jubilación a los 67? ¡Ni de coña!". También otra pancarta se centraba en los banqueros y pedía que "Los dineros regalados a la banca, para las pensiones". 

"Luché contra el PP y me estafó ZP"

Con lemas como 'Luché contra el PP y me estafó ZP' o 'Si quitáis derechos os echo', miles de personas acudieron a la manifestación para expresar su malestar por la reforma de las pensiones y exigieron a los grupos parlamentarios que la rechacen durante su tramitación.

Antes de las movilizaciones, los organizadores esperaban protestas "masivas"

Muchos de los congregados portaban pancartas en las que reclamaban más protección para los más de cuatro millones de desempleados y que incluso pedían una huelga general contra el Gobierno socialisa. Está previsto que una vez que la cabecera de la manifestación llegue a la Puerta de Sol, los secretarios generales de CC.OO. y UGT de Madrid, Javier López, y José Ricardo Martínez, respectivamnte, tomarán la palabra durante cinco minutos cada uno para pedir un giro en la reforma de las pensiones, mientras que los líderes de ambos sindicatos se encargarán de cerrar el acto. Según informaron los sindicatos, está previsto que la manifestación concluya pasadas las 21.00 horas.

Los convocantes esperaban protestas "masivas"

Los convocantes, CCOO y UGT, preveían protestas "masivas" ante el "tremendo error" del Gobierno de mezclar austeridad con el futuro de las pensiones, trasladando un riesgo ficticio al futuro de la Seguridad Social, ya que eso, según los sindicatos, "no es así".

Bajo el lema "En defensa de las pensiones, no al retraso de la jubilación, la solución no es recortar la protección social", los sindicatos han puesto fin a seis años de buenas relaciones con el Ejecutivo socialista. Además, los organizadores esperaban una asistencia de entre 40.000 y 50.000 personas tan sólo en Madrid. 

Comprensión del Gobierno

Las movilizaciones han llegado en medio de los mensajes de comprensión desde el Gobierno, cuyo presidente, José Luis Rodríguez Zapatero, ha asegurado que escucha a los sindicatos en sus reivindicaciones. También el ministro de Trabajo, Celestino Corbacho, se ha mostrado "enormemente respetuoso" con las manifestaciones sindicales.

Quien no se ha dado por aludido es el presidente del PP, Mariano Rajoy, que se lava las manos ante un tema que considera ajeno y que compete sólo al presidente del Gobierno y a los sindicatos. 

Un paso a un lado que no ha dado el Gobernador del Banco de España, Miguel Ángel Fernández Ordóñez, quien ha defendido la reforma del 'pensionazo' propuesta por el Ejecutivo y ha pedido la reforma del mercado laboral y el aumento de la edad de jubilación.

Desde las filas socialistas se prevé que acudan a las manifestaciones tres diputados pertenecientes a la corriente Izquierda Socialista. Concretamente han confirmado su asistencia Manuel De la Rocha y Juan Antonio Barrio de Penagos, diputados por Madrid, y José Antonio Pérez Tapias, parlamentario por Granada.

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad