Martes, 23 de Febrero de 2010

Mosquitos que no vuelan podrían controlar el dengue: estudio

Reuters ·23/02/2010 - 16:38h

Por JoAnne Allen

La creación de mosquitos genéticamente alterados sin capacidad de volar podría ayudar a demorar la propagación de la fiebre del dengue y ofrecería una alternativa no dañina a los insecticidas químicos, dijeron investigadores estadounidenses y británicos.

El equipo manipuló la genética de los insectos para producir hembras que no puedan volar y señaló que difundir este mecanismo ayudaría a suprimir la propagación de los mosquitos que tienen la enfermedad en un período de seis a nueve meses.

No existe una vacuna o tratamiento para la fiebre del dengue, que es endémica en los trópicos y tiene una particular prevalencia en Asia y el oeste del Pacífico.

La enfermedad, que provoca síntomas similares a los de una gripe severa y puede causar la muerte, se propaga mediante la picadura de un mosquito hembra infectado, llamado Aedes aegypti.

"Este podría ser el primero en una nueva generación de productos que reemplacen a los insecticidas", dijo el investigador Anthony James, de la University of California, Irvine, en una entrevista telefónica.

De acuerdo a las estimaciones, cada año se producen 50 millones de casos de dengue. Alrededor de 2.500 millones de personas, es decir, dos quintos de la población, están en riesgo, sobre todo en Africa y el sudeste asiático, según la Organización Mundial de la Salud (OMS).

El equipo de James, que incluyó a un grupo de la firma británica de biotecnología Oxitec Ltd., alteró ciertos genes para interrumpir el desarrollo de los músculos de las alas de los insectos.

Esta modificación abarcó sólo a las hembras portadoras del virus y no afectó la capacidad de volar de los machos, escribió el equipo en Proceedings of the National Academy of Sciences, disponible en http://www.pnas.org/cgi/doi/10.1073/pnas.1000251107.

La idea sería distribuir decenas de miles de huevos para que nazcan machos genéticamente modificados que reproduzcan una nueva generación de crías hembras que no puedan volar y, por ende, estén destinadas a morir.

Dado que los huevos son muy pequeños y fáciles de distribuir, este método permitiría que los mosquitos modificados superaran a los nativos, logrando eliminar a la población de los insectos que portan el dengue.

Luke Alphey, de Oxitec y líder del estudio, dijo que el procedimiento sería una alternativa favorable para el medio ambiente e igualitaria, que podría reemplazar a los insecticidas químicos.

"Todas las personas en las áreas tratadas estarían igualmente protegidas, más allá de su riqueza, poder o nivel educativo", sostuvo.

Tanto Oxitec como la Oxford University solicitaron permiso para llevar a cabo la técnica.