Martes, 23 de Febrero de 2010

El sector pide no retrasar más la reforma del sistema financiero español

EFE ·23/02/2010 - 17:03h

EFE - El gobernador del Banco de España, Miguel Ángel Fernández Ordóñez, en la inauguración del II Encuentro sobre la Reforma del Sistema Financiero Español, organizado por la consultora KMPG, en colaboración con Expansión, A&G, el Instituto Español de Analistas Financieros y CUNEF, hoy en Madrid.

Los representantes del sector financiero español coincidieron hoy en pedir que no se retrase más la reforma del sistema financiero y que se haga de la mano del Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB), un instrumento que aún no ha aprobado la Comisión Europea, pero que consideran idóneo.

Así se expresaron hoy los representantes del sistema financiero español durante una jornada organizada por el diario Expansión y la consultora KPMG sobre la reforma del sector.

Al respecto, el gobernador del Banco de España, Miguel Ángel Fernández Ordóñez, lamentó que algunos de los procesos de fusiones (de cajas) se estén demorando "más de lo deseable" y pidió a las entidades y a las comunidades autónomas que no los retrasen o dificulten.

Así, consideró que ciertos gobiernos autónomos deben replantearse su actitud y pensar que "hay que buscar proyectos sólidos, y no que les gusten o no".

Para Ordóñez, la creación del FROB ha sido un "éxito" porque ha "estimulado" la reestructuración, lo que no quita, según dijo, que algunos procesos vayan "muy lentos", por lo que animó a que se busquen alternativas.

En cuanto a la posibilidad de que el Banco de España pueda exigir a las entidades mayores provisiones por sus activos inmobiliarios, recordó que el organismo es quizás de los más "rigurosos" a la hora de hacer las valoraciones, aunque esto no evita que continuamente se estén estudiando otras posibilidades.

Durante su discurso también pidió responsabilidad a las entidades financieras para que concedan créditos a clientes siempre que sean solventes e insistió en que se debe acometer una reforma del mercado de trabajo para que el sistema bancario no se vea obligado, ante el aumento de la morosidad y las mayores dificultades de financiación en los mercados mayoristas, a recortar aún más el crédito.

Por su parte, el presidente de la Confederación Española de Cajas de Ahorros (CECA), Juan Ramón Quintás, aseguró que al igual que el Banco de España, a él también le gustaría que el proceso de reestructuración financiera "fuese más rápido" y que para ello "se levantaran los obstáculos que lo dificultan".

Así, volvió a pedir que no se retrase más la regulación sobre los Sistemas de Protección Institucional (SIP) y que se regulen las cuotas participativas (títulos similares a las acciones pero sin derechos políticos) como instrumentos de captación de capital en el mercado, algo en lo que coincidió el gobernador del Banco de España.

Quintás también aseguró que España, para afrontar su futuro, necesita "ajustes muy fuertes" que conllevarán "sacrificios importantes", como sería la reforma de la Ley de Pensiones.

El presidente de la Asociación Española de Banca (AEB), Miguel Martín, pidió que el dinero público se utilice para "integrar el sistema financiero español y no para fragmentarlo", al tiempo que mostró su esperanza de que los partidos políticos y los agentes sociales sean capaces de alcanzar un acuerdo que permita salir de la crisis.

El presidente del Banco Popular, Ángel Ron, también pidió que se acelere la reestructuración del sistema financiero español y confió, como ha hecho en otras ocasiones, en que el proceso no altere las reglas de competencia en el sector y desemboque en los necesarios ajustes de las redes de oficinas.

Tanto Ron como el resto de sus colegas que participaron en un panel sobre la recapitalización de las entidades, reconocieron la idoneidad del FROB para acometer este proceso y se mostraron abiertos a aprovechar las oportunidades de compra que de él se deriven.

El coordinador de Economía del PP, Cristóbal Montoro, criticó a Ordóñez por hablar de pensiones y reforma del mercado laboral y le pidió que se ocupe "de sus asuntos", como la reestructuración del sistema financiero español, que es "absolutamente necesaria" y que va "a paso de caracol", dijo.