Martes, 23 de Febrero de 2010

La diabetes generará fuertes costos a los países más pobres

Reuters ·23/02/2010 - 13:57h

La diabetes y sus complicaciones, como accidentes cerebrovasculares (ACV) y enfermedad cardíaca, generarán una fuerte carga financiera a los países más pobres en los próximos años, advirtieron investigadores en un reporte publicado el martes.

"La diabetes está pasando de ser una enfermedad de los países desarrollados a una afección de las naciones en desarrollo como India y China, y esto podría complicar la situación de sus sistemas de salud, elevando los costos", dijo Philip Clarke, profesor de la Escuela de Salud Pública de la University of Sydney.

Clarke y su equipo examinaron los registros de 11.140 pacientes con diabetes severa en 20 países, incluyendo las complicaciones que sufrieron, el dinero que gastaron y la duración de sus internaciones.

Con estos datos, concluyeron que la diabetes afectaba más fuertemente a los países más pobres en relación con los costos de la salud.

"Los pacientes en Asia y Europa del Este tenían una mayor incidencia de algunos eventos, como ACV, menores tasas de internaciones y estadías más largas en hospitales que los pacientes en economías de mercados estables", de acuerdo al reporte.

Mientras que el gasto promedio per cápita en el área de salud en China fue de alrededor de 216 dólares internacionales por año, los costos por un diabético que sufre un ACV pueden terminar siendo 10 veces mayores, de acuerdo al trabajo, que fue publicado en la última edición de PLoS Medicine.

Un dólar internacional es equivalente al dólar estadounidense pero ajustado al poder de compra del resto de los países.

"Sabemos que existen formas eficientes de reducir la proporción de complicaciones. Si se puede evitar que la gente sufra un ACV controlando la presión sanguínea, disminuyen claramente los costos del servicio de salud", dijo Clarke a Reuters por teléfono.

Casi 250 millones de personas tienen diabetes en todo el mundo y el número está creciendo. Tres cuartos de estos pacientes viven en el mundo en desarrollo.

Los 20 países involucrados en el estudio fueron China, India, Malasia, Filipinas, República Checa, Estonia, Hungría, Lituania, Polonia, Rusia, Eslovaquia, Australia, Canadá, Francia, Alemania, Irlanda, Italia, Holanda, Nueva Zelanda y Gran Bretaña.

El documento está disponible en http://www.plosmedicine.org/article/info%3Adoi%2F10.1371%2Fjournal.pmed.1000236.

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad