Martes, 23 de Febrero de 2010

Un segundón del caso Astapa guardaba una fortuna

Aparecen diez millones en una cuenta de Andorra a nombre de los familiares de un peón en la trama corrupta de Estepona

Á. MUNÁRRIZ / B. GARCÍA ·23/02/2010 - 08:30h

Pedro López, tras su detención en 2008. - Noelia Andrade

La punta del iceberg de la corrupción en Estepona (Málaga) ha aparecido en Andorra. La policía ha intervenido en el Principado una cuenta con unos diez millones de euros a nombre de los familiares de Pedro López, ex gerente de Urbanismo del Ayuntamiento y supuesto hombre de confianza de Juan Antonio Roca en Estepona. "Si este gregario, un simple cargo de confianza por mucho trato que tuviera con Roca, robó diez millones, no quiero ni imaginar lo que hacían los que controlaban el cotarro",indica una fuente del caso.

El juez instructor, Jesús Torres, tomó ayer declaración como imputados a los padres de López, a un hermano y a la mujer de este. A los tres primeros los acusa de los delitos de blanqueo de capitales, falsedad en documento y contra la ordenación del territorio, según fuentes del caso. A la cuñada de López le atribuye blanqueo de capitales. Una quinta persona, del entorno de esta familia, también prestó declaración ante el instructor. Con estos cinco, el caso Astapa suma ya 68 acusados, entre ellos el anterior alcalde, Antonio Barrientos (PSOE), y ocho concejales actuales.

El juez también amplió ayer el testimonio del propio López, ya imputado por malversación y cohecho. Ahora también lo acusa de falsedad en documento y contra la ordenación del territorio.

La investigación apunta a que la cuenta intervenida contiene dinero de comisiones cobradas a empresarios por tratos de favor. Es lo que en el pueblo se conoce como "impuesto revolucionario", supuestamente instaurado con Barrientos de alcalde y la cooperación del Partido de Estepona (PES, herederos del GIL).

El pacto entre este partido y el PSOE entre 2003 y 2007 recogía un reparto de la gerencia de Urbanismo. Por el PSOE, la gerente era Patricia Rojo, hija del presidente del Senado, Javier Rojo, también imputada en el caso. A Pedro López le tocó la gerencia del PES, que le dio vía libre para negociar convenios supuestamente fraudulentos y línea directa con el supuesto cerebro de la corrupción en Marbella, Juan Antonio Roca, según fuentes municipales. En una grabación, Roca se refiere a él como su hombre de confianza en Estepona.

Órdenes del alcalde

Nadie ha dado nunca una cifra oficial de lo robado en Estepona, recuerdan desde el Ayuntamiento. "Sería una temeridad", señalan diversas fuentes. Pero da una idea de la dimensión del caso que a nombre de los familiares de López, cuya familia tenía una modesta explotación avícola, haya una cuenta con diez millones.

"López estuvo sólo cuatro años en el ayuntamiento y no actuaba por su cuenta, sino bajo las órdenes de Barrientos, José Flores [jefe del Gabinete de Alcaldía], y José Ignacio Crespo [jefe local del PES]", recuerdan fuentes del entorno del ex gerente. "De hecho, López ni siquiera llegó a pisar la cárcel, salió bajo fianza de 300.000 euros, y todos los demás sí fueron", añaden.