Martes, 23 de Febrero de 2010

Los sindicatos, contrarios a prohibir las prejubilaciones

Cándido Méndez y Toxo contestan las preguntas de Público sobre las propuestas del Gobierno para reformar las pensiones

PÚBLICO ·23/02/2010 - 06:00h

Cándido Méndez y Fernández Toxo. PÚBLICO

Los sindicatos quieren sacar hoy a la calle a miles de personas para protestar contra las propuestas del Gobierno para reformar el sistema de pensiones. Los líderes de las dos mayores organizaciones, UGT y CCOO, aseguraron a Público que las modificaciones del sistema deben ir encaminadas a buscar nuevas fuentes de ingresos para hacer que sea más sostenible, si cabe. Y se muestran contrarios a prohibir las prejubilaciones en las empresas con beneficios, como ha planteado el ministro de Trabajo, Celestino Corbacho, aunque reclaman que se vigilen más para evitar abusos.

Cándido Méndez (secretario general de UGT) e Ignacio Fernández Toxo (líder de CCOO) mantienen una postura comun en cómo mejorar el sistema sin que ello suponga reducir la pensión que cada mes cobran los jubilados y piden a la gente que se manifieste para evitar que se reduzcan sus derechos. No entienden que la medida estrella del Gobierno sea elevar la edad de jubilación cuando hay tanta gente desempleada. "Las pensiones son el mayor y más importante convenio colectivo que nunca jamás podrá representar una organización en representación de la ciudadanía", resume Toxo para reclamar a los ciudadanos que secunden su convocatoria.

Prejubilaciones: no prohibirlas, aunque sí controlarlas

"Las prejubilaciones, aunque no todas, han sido, y siguen siendo, un mecanismo útil de adaptación de determinados sectores y empresas a los cambios productivos", defiende Méndez, quien, no obstante, reconoce que las empresas antes de recurrir a estos mecanismos deberían hacer un esfuerzo mucho mayor en la formación continua de los trabajadores y en la adaptación de los puestos de trabajo.

Toxo tampoco es partidario de la prohibición de esta figura. Lo que debe hacerse asevera es regularlas y valorar si en determinados casos, como las empresas con beneficios, están justificadas porque "no es enriquecedor para el país, las empresas y las personas esta práctica tan habitual de cortar las plantillas por edad". Su propuesta es que se mantenga esa opción porque "hay momentos en que es necesario hacer ajustes en las empresas". Aun así, quiere marcar diferencias en un caso concreto: el de los bancos. "Ellos no consumen recursos públicos cuando prejubilan a los trabajadores porque lo financian con su cuenta de resultados", matiza.

Edad de jubilación: hay otras vías de hacer viable el sistema

Méndez: "Las prejubilaciones son un mecanismo útil para las empresas"

La principal propuesta realizada por el Gobierno ha sido elevar la edad de jubilación para evitar que llegado un momento el sistema de pensiones públicas sea inviable. UGT y CCOO no creen que vayamos a llegar a la situación de que no se puedan pagar las pensiones. En todo caso, plantean otras salidas, especialmente, que se separen las fuentes de financiación de la Seguridad Social. "No existe ningún punto de encuentro en la posibilidad de elevar a 67 años la edad de jubilación. Lo que debería hacerse es incentivar la jubilación flexible y voluntaria, y evitar la expulsión prematura de los trabajadores del mercado de trabajo", dice Méndez, quien pide al Gobierno que no utilice la Seguridad Social para reducir el déficit y que se comprometa a financiar el sistema también con impuestos. "Lo que planteamos es que las pensiones se financien, básicamente, pero no exclusivamente, con las cotizaciones sociales", resume.

Toxo está de acuerdo y propone, además, que se mejoren los incentivos de permanencia en el empleo en los sectores donde sea posible y la gente quiera hacerlo. "En 2008, sólo 10.000 personas retrasaron su edad de jubilación", recuerda el líder de CCOO, para quien habría que mantener la jubilación anticipada, liberar a la Seguridad de Social de los costes de las pensiones no contributivas y mejorar las pensiones mínimas.

Periodo de cálculo: no es el momento de aumentarlo

Toxo: "No se puede pensar que las jubilaciones no pueden mejorar"

UGT cree que la propuesta de aumentar el periodo de cálculo, como se planteaba en un ejemplo de un documento del Gobierno remitido a Bruselas, no está sobre la mesa y no es el momento de ponerlo porque "añadiría mayores dificultades al diálogo social", dice Méndez. Y añade: "Hasta ahora todas las propuestas de ampliar el periodo de cálculo han ido encaminadas a reducir la cuantía de la pensión media". No pueden aceptarlo, dice, porque no se plantea al tiempo actualizar las cotizaciones de los dos últimos años, elevar la compensación por los periodos dedicados al cuidado de hijos u otros familiares o eliminar las fuertes penalizaciones por la anticipación de la edad de jubilación.

Toxo estaría dispuesto a estudiar la ampliación del periodo de cálculo, si alguien lo propone, pero dejando claro que la única forma de plantear una reforma no es con la vista puesta en un recorte. "No se puede pensar que las pensiones en España no tienen margen para mejorar. Todo está interrelacionado. El modelo productivo determina el empleo y el empleo las cotizaciones", asevera el secretario general de CCOO, que se muestra convencido de que si las garantías del fondo de reserva de la Seguridad Social se complementan con una mejora calidad del empleo, será mucho más factible la viabilidad del sistema público de pensiones.

Pensión de viudedad: es necesario adaptarlas

Méndez: "Hay que adaptar la pensión de viudedad a la realidad actual"

El Gobierno quiere restringir el acceso a las pensiones de viudedad y los sindicatos lo rechazan, aunque coinciden en que hay que adaptarlas a la realidad actual porque cuando se crearon la situación era muy diferente. "Es cierto que nacieron en unas condiciones muy excepcionales", dice Toxo, que admite que CCOO no tiene una propuesta concreta acabada porque hay que valorar muchas cosas. Méndez propone que se mejoren las cuantías de estas pensiones cuando sean las únicas rentas y, al tiempo, que "se eviten situaciones de sobreprotección". Los cambios, pide, deben hacerse con el mayor consenso posible porque tienen aspectos muy controvertidos. Toxo reclama que se reformen también las pensiones de orfandad, que en España son muy bajas. "Las familias han cambiado, ya no se pueden pensar en dos progenitores toda la vida. Hay que combinar una serie de circunstancias y no pensar sólo en los gastos", recuerda. Toxo reclama, además, que se eleve el salario mínimo interprofesional, que se aumente la pensión máxima, que se incrementen las bases de cotización máximas para animar a la gente a permanecer en el sistema de la Seguridad Social y que el salario de reposición se acomode en lo posible al último salario percibido por la persona.

Diálogo social: las movilizaciones no afectan a la negociación

Los sindicatos salen hoy a la calle para protestar contra una propuesta del Gobierno y, al tiempo, intentan llegar con él a un acuerdo en la Mesa del Diálogo Social. Toxo y Méndez están convencidos de que una cosa no afectará a la otra. "Los sindicatos siempre hemos combinado presión y negociación", dice Méndez, quien explica que "estas movilizaciones van dirigidas contra una serie de propuestas en materia de Seguridad Social y también contra la forma en que fueron planteadas, de forma unilateral y al margen del consenso social y político". "Estas iniciativas están plenamente justificadas y deberían ser trasladadas al Pacto de Toledo", dice.

Toxo: "Las protestas no van a impedir que sigamos en el Diálogo Social"

Toxo coincide: "Que nos opongamos a la línea de reformas en relación con las pensiones y movilicemos a la ciudadanía para que el Gobierno rectifique su posición no va a impedir en ningún momento que sigamos sentados en la Mesa de Diálogo Social".

Distinta es la posibilidad de plantear una huelga general. Toxo reconoce que en los últimos días se está incrementando la presión sobre los sindicatos para que convoquen un gran paro. "Es curioso porque hago decenas de actos con miles de personas en todas las comunidades autónomas y no he escuchado a ningún trabajador que reclame una huelga general", dice, y añade: "Curiosamente, desde un lugar concreto del espectro político y económico (en referencia al PP) llegan las acusaciones de connivencia con el Gobierno". No cree que IU esté dentro de los que reclaman una huelga general y asegura que es "mentira" que exista un clamor popular para acometer una medida de tal calado. "Los empleos no van a venir de la mano de una huelga general, sino de la actividad económica, de la reforma del sistema financiero, que es donde tenemos el problema más urgente a solucionar", asegura. Y concluye: "Si se ataca el marco de relaciones de este país, sí daremos una respuesta proporcional".

Respuesta política: los partidos secundan sus críticas al Gobierno

UGT y CCOO se han reunido ya con PSOE e IU, y tienen intención de verse con todos los partidos del arco parlamentario para convencerles de sus propuestas en materia de pensiones. Ambos están convencidos de que todos los partidos coinciden en sus críticas al Gobierno. "Les hemos trasladado nuestra inquietud por una parte y la línea de reflexión por otra. Hay bastante acuerdo de los grupos con lo que decimos", asegura.

Méndez se muestra también seguro de que la mayoría de los partidos políticos coinciden con el planteamiento críticos de los dos sindicatos mayoritarios en cuanto a la forma en que el Gobierno planteó estas propuestas. "En cuanto al contenido, el hecho de que el Gobierno se haya adelantado con el tema de la edad, entre otros, puede condicionar tanto el consenso político en la Comisión del Pacto de Toledo, como las recomendaciones que deberían plantearse en el mismo", afirma Méndez. Asevera también que "con la propuesta del Gobierno sobre la edad de jubilación se corre el riesgo de que la atención se centre fundamentalmente en este aspecto marginando otros relevantes".

Noticias Relacionadas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad