Martes, 23 de Febrero de 2010

Guardiola se pone serio

El técnico insiste en que si su equipo juega como en los dos últimos partidos no logrará títulos

RUT VILAR / AGENCIAS ·23/02/2010 - 08:00h

efe - Ibrahimovic y Messi, ayer durante el entrenamiento del Barça en Stuttgart.

"Conducir poco y tocar mucho". Esa es la consigan con la que el campeón de Europa regresa esta noche a la Champions para medirse al Stuttgart (20. 45 horas, TVE1). Una perita en dulce para el equipo de Guardiola, aunque con la llegada en diciembre del técnico suizo Christian Gross al banquillo el conjunto alemán ha mejorado con creces sus resultados en la Bundesliga (suma seis victorias en los últimos siete partidos). Que el Barça sea el claro favorito en la eliminatoria, incomoda en demasía al preparador de Santpedor.

La temporada pasada, viniendo de la previa de la Liga de Campeones y tras quedar a 18 puntos del Madrid en la Liga, ya tuvimos que luchar para evitar esa sensación", lamentó ayer Guardiola. "Imagínate siendo campeón. Si pensamos que ganaremos sin más, no habrá opción para pasar a cuartos. Europa exige mucho y la eliminatoria se decidirá en el Camp Nou", sentenció el técnico.

Y para justificar su recelo, recordó el emparejamiento de 2009 ante el Olympique "el más duro que hemos tenido", apuntó y cómo les fue al Madrid, al Manchester United y al Arsenal la semana pasada. Por último, echó mano de la estadística: "Excepto los ingleses el año pasado, los últimos campeones de Europa se han ido fuera en octavos", advirtió el entrenador tras recordar los batacazos del Barça (después de la Champions de París), el Milan o el Oporto.

Confirmado que a los culés les va la marcha y que lo de jugar un sólo partido a la semana no le sienta nada bien al equipo, el conjunto catalán suspiraba por la vuelta de la competición europea. Ibrahimovic, que no pudo estar frente al Racing por un problema en el tobillo, realizó anoche el entrenamiento previo al partido con sus compañeros y parece que, si no surge ningún contratiempo, hoy será titular.

Xavi y Alves también viajaron hasta Alemania con el grupo. "Les quería aquí", se justificó Guardiola. A pesar de que el pronóstico de baja de ambos todavía no se ha cumplido, ayer trabajaron con normalidad por lo que hoy podrían recibir el alta médica. Otra cosa será que jueguen. Y es que el técnico quiere a todos sus jugadores al cien por cien.

Como ya hiciera tras el partido ante el Racing, Guardiola insiste en que el nivel mostrado por el Barcelona en los dos últimos encuentros "no sirve para llegar a cuartos". "Tenemos que atacar y hacerlo bien", reclamó anoche para añadir: "Sé que somos capaces de autoexigirnos lo suficiente como para ver que a pesar de vencer por 4-0, no jugamos bien", dijo en referencia al duelo ante el conjunto cántabro.

Gross resucita al Stuttgart

El Stuttgart, por su parte, llega a esta eliminatoria en su mejor momento. Superado un inicio de temporada desastroso, con el cambio de entrenador en diciembre, el suizo Christian Gross ha conseguido que el equipo se reponga y salga de los puestos de descenso en la Bundesliga. El Sttutgart presume de combinar con acierto la veteranía de alguno de sus futbolistas, como el controvertido portero Lehman y Hleb, cedido por el Barça, con la juventud y calidad de los mejores valores de su cantera como Khedira u otros recién llegados como Gebhart.

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad