Martes, 23 de Febrero de 2010

Otra rendición anticipada

El mexicano Osorio y el brasileño Cacau sacan bandera blanca

ÁNGEL GARCÍA ·23/02/2010 - 08:00h

EFE - Cacau, en un partido contra el Schalke.

Es paradójico encontrar en la Bundesliga dos jugadores foráneos y latinos tan germanizados en su juego como el mexicano Osorio y el brasileño Cacau, ya nacionalizado y listo para volver con el combinado de Joachim Löw, tras casi diez años en Alemania dos en el Nuremberg y los siete últimos en el Stuttgart.

"Son muchos años en este país y, pese a las raíces, acabas acostumbrándote a este juego", señala el atacante, aunque matiza que "queda la base brasileña, los fundamentos". A Osorio, un lateral zurdo internacional por México, le vino bien jugar con su país la cita mundialista de 2006.

"Ni nos planteamos hacer algo grande en Europa", confiesa el punta del Stuttgart

Ya no salió de Alemania, aunque tiene claro que esta campaña es su última allí: "Quiero irme porque juego poco. Me he considerado importante los tres años anteriores, pero quiero jugar más. Tengo el Mundial encima y veo que me va a costar llegar", comenta.

Enfrentarse al cuadro de Guardiola, en la situación actual de su club, es algo anecdótico para los dos; de ahí que se apunten a la rendición anticipada que el Racing exhibió en el Camp Nou. "Primero tenemos que intentar resolver los problemas en la Bundesliga. Somos un grande en la competición y lo hemos hecho mal al inicio. Pensar en hacer algo en Europa es algo que ni nos planteamos", dice Cacau, que el pasado sábado marcó cuatro de los cinco goles que el Stuttgart le endosó al Colonia (1-5). Osorio lo confirma: "No entendemos lo que nos ha pasado, pues somos casi los mismos del año pasado".

A ambos les asoma la sonrisa ante la posibilidad de dar la sorpresa. "Es muy complicado hacer algo grande ante el Barça. No tenemos más que un 20% o 20% de opciones para pasar la ronda, e igual es mucho", justifica Cacau. Osorio es más realista: "No se puede hablar de tonterías. O mejoramos mucho, o no hay nada que hacer.

"¿Eliminar al Barça? No digamos tonterías", dice el lateral mexicano

Es cierto que todo es posible y que por motivación no va a quedar, pero es que son los mejores del mundo, un equipo que ha ganado todo, algo que ni en cien años va a conseguir otro".

Lo que exponen con claridad es que el Stuttgart, tras la llegada de Gross, es otro, muy distinto al de Babbel. "Hemos ganado fortaleza atrás. No podemos estar parados, ni siquiera nosotros, los delanteros. Nos exige comenzar a marcar desde el centro del campo, donde hay momentos en que estamos hasta seis jugadores haciendo presión", explica Cacau.

Osorio especifica que "tenemos mucha más confianza y buscamos más el balón, aunque sin perder el sitio. Antes estábamos más flojos atrás y siempre nos caían más de tres goles en contra por partido. Eso ya no sucede". Con las ideas más claras saldrán ante el Barça. "Cuando no tenemos tanto talento como ellos es básico estar atrás muy bien. He visto muchos partidos de la Liga y al Barça siempre le juegan así porque no puedes jugarle a la cara cuando tienen jugadores que hacen diferencias de cada situación", afirma Osorio.

La misma línea sigue Cacau: "Sólo espero que se confíen porque es evidente que su condición de favoritos no se discute. Seremos un equipo pequeño contra un gigante y, para sorprender, primero debemos intentar que el Barça no juegue", aunque para ello, según el brasileño, será clave parar al centro del campo catalán: "Todo el mundo habla de Messi, Ibrahimovic pero ese equipo es Xavi e Iniesta. Son los que dan una transición a su juego y los que hacen que el equipo juegue distinto. Es impresionante cuando veo a Xavi. Tiene dos ojos en la nuca y ve cosas que otros desconocemos".

Osorio asiente, aunque evita destacar a algún jugador culé: "No se puede, todos son increíbles. Para nosotros es un escaparate precioso, algo así como jugar un Mundial. Imagina que además ganamos. ¡Todo el mundo hablaría de nosotros!".

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad