Lunes, 22 de Febrero de 2010

Neira siente "asco y vergüenza" ante la libertad de Puerta

Un juzgado de Majadahonda deja en libertad a su agresor bajo fianza de 10.000 euros

PÚBLICO. ES ·22/02/2010 - 12:09h

Antonio Puerta, esposado. ARCHIVO

"Asco y vergüenza" es lo que ha sentido el profesor Jesús Neira después de conocer el decreto de libertad provisional bajo fianza de 10.000 euros impuesto por la magistrada del Juzgado de Instrucción Nº4 de Majadahonda para Antonio Puerta, el hombre que le agredió en agosto de 2008, dejándole en coma durante varios meses. 

Neira reconoce su perplejidad ante una resolución que considera "increíble". "Me parece una broma ante unas agresiones formidables de un año de hopsitalización, y año y medio de rehabilitación", asegura. 

El juzgado impuso la fianza a Puerta y le obligó a comparecer ante la sede judicial los lunes de cada semana o cuantas veces se le llame. Además, Puerta tiene prohibida su salida de España y acercarse a menos de 500 metros de su persona, de su domicilio, de su lugar de trabajo y de cualesquiera otros lugares que frecuente; así como comunicarse con él por cualquier medio telefónico, electrónico o telemático. 

Para Neira este aspecto "es verdaderamente llamativo", porque el órgano judicial plantea la "situación de peligrosidad" del profesor. "¿Cuál es la presunción?", se pregunta, "¿que va a venir a matarme? Muy bonita presunción", ironiza. Su consternación y su "gran indignación" es tal, que ha afirmado que ante situaciones como esta le "gustaría no ser español".

"La desvergüenza con la que tenemos que aguantar los españoles las inquidades de la Justicia son verdaderamente brutales. Me da verdadero asco, me gustaría estar lejos de aquí", afirmó Neira. Sin embargo, el profesor ha asegurado que la resolución de la magistrada aún no ha sido notificada a su abogado, Javier Gómez de Liaño, y aseguró que tomará "las medidas que en derecho" correspondan.

Puerta no podrá acercarse a menos de 500 metros de Neira

La magistrada estima en su auto que, si bien existen motivos bastantes para considerar  a Antonio Puerta criminalmente responsable de un delito, si no de tentativa de homicidio, sí al menos de lesiones, deben tenerse en cuenta diferentes consideraciones para conceder la medida cautelar.

Entre estas consideraciones figura el hecho de la reciente ratificación de los informes forenses en sede judicial, la notable mejoría experimentada por el perjudicado, el tiempo de 17 meses que Antonio Puerta lleva en prisión en relación con la gravedad de la pena de prisión establecida para este tipo de delito, así como el arraigo existente en la familia del imputado, con domicilio conocido y posición estable.

El Juzgado de lo Penal número 1 de Getafe condenó el pasado noviembre a Puerta a siete meses y 15 días de prisión. La condena abarcaba sólo la agresión a su pareja sentimental, Violeta Santander, y que fue el origen del posterior ataque a Neira.