Lunes, 22 de Febrero de 2010

El Endeavour aterriza tras regresar de la Estación Espacial

Reuters ·22/02/2010 - 06:28h

El transbordador espacial Endeavour aterrizó con éxito el domingo en el estado de Florida, culminando una misión de 14 días a la Estación Espacial Internacional EEI.

El Endeavour, con sus seis tripulantes a bordo, se deslizó por la pista del Centro Espacial Kennedy a las 22.20 hora local (03:20 GMT del lunes) conducida con precisión por el comandante George Zamka, poniendo fin a la misión de transbordador número 130 de la NASA.

Quedan cuatro vuelos de transbordadores antes de que la NASA retire a la flota de tres naves antes de fin de año.

La tripulación del Endeavour pasó casi 10 días en la EEI para instalar el último módulo de conexión y un observatorio panorámico con siete ventanas, completando las tareas más importantes de ensamblaje en la parte estadounidense de la estación.

La tripulación efectuó tres caminatas espaciales para conectar líneas de enfriamiento y para preparar los nuevos módulos para su uso.

La estación espacial, un proyecto de 16 naciones con un coste aproximado de 100.000 millones de dólares, ha estado en construcción desde 1998.

Además de Zamka, la tripulación del Endeavour estuvo compuesta por el piloto Terry Virts, el ingeniero de vuelo Stephen Robinson, los astronautas Robert Behnken y Nicholas Patrick -que realizaron las caminatas espaciales- y la especialista de misión Kay Hire.

La NASA estaba investigando una serie de fallos con el ordenador principal a bordo de la EEI. El problema no tuvo impacto en sus sistemas de apoyo vital, informó la NASA.

Análisis preliminares indican que el problema podría estar en el software de comunicaciones del laboratorio Columbus de la Agencia Espacial Europea, informó el astronauta Stan Love desde el control de misión a los tripulantes de la base orbital.

Los fallos cortaron temporalmente los enlaces de audio y televisión con el control de misión en Houston.

Ya que las misiones de transbordadores concluyen por temas de seguridad y altos costes operativos, naves de carga rusas, europeas y japonesas asumirán la tarea de abastecer a la estación. Pero ninguna tiene la capacidad de transporte de un transbordador.

La NASA ya ha cedido equipos de transporte a Rusia y planea invertir 6.000 millones de dólares en los próximos cinco años en firmas comerciales estadounidenses, esperando incentivar el desarrollo de servicios de vuelos orbitales para pasajeros.