Lunes, 22 de Febrero de 2010

"Quiero ser veterinaria e investigar en Australia"

OLIVIA CARBALLAR ·22/02/2010 - 08:30h

Laura León - Ana Victoria repasa una lección en su habitación.

Una chica de apenas 16 años derrapa con su moto en una esquina. Dos amigos la siguen sin cascos. Es imposible que el ruido de los tubos de escape y la música aflamencada que bombea un coche tuneado no lleguen al otro lado de la carretera. Es la única frontera entre Las Palmeras, un barrio condenado al ostracismo, y la casa de Ana Victoria Pérez, en Córdoba. Ella, también de 16 años, ni se entera. Cuando no está concentrada en sus ejercicios de Física y Química está dando clases de alemán o pensando en apuntarse a italiano, o ensayando para el musical que estrenará en verano, o devorando cualquier libro que saca prestado de la biblioteca.

Ana es una de las beneficiarias de la beca 6.000, la más alta de España

Ana Victoria es una de las 3.144 beneficiarias de la beca 6.000, la ayuda de mayor cuantía en España, concedida por la Consejería andaluza de Educación para jóvenes que se ven obligados a dejar los estudios por falta de recursos económicos. "Cuando me dijeron que en 1º de Bachillerato había que comprar los libros, dije... pues a ver quién me los compra", resume Ana Victoria en un descanso, acostumbrada a tener que elegir entre el libro que le apetece leer y los zapatos que necesita.

Vive con su madre, Maribel, y su hermano, de 15 años, en una modesta casa de alquiler. Con ese dinero, que recibe en mensualidades de 600 euros, ya ha podido comprar su primer ordenador, aún sin conexión a Internet, y puede pagar la academia de idiomas. "Habría hecho lo que fuera para que mi hija siguiera estudiando, porque tiene talento y se lo merece, pero esta beca nos ha ayudado muchísimo", reconoce su madre, separada y recién recuperada de un cáncer que le ha impedido trabajar durante años.

Compromiso con el estudio

Andalucía concede estas ayudas a jóvenes obligados a dejar las aulas

No es fácil lograr y mantener la beca. Entre otros requisitos, las familias no pueden superar un determinado umbral de renta al año el tope para una familia de tres miembros es de 5.323 euros y es condición indispensable aprobar. Si el alumno falla, la Junta le retira la ayuda. "Es una beca de compromiso con el estudio", explica la consejera de Educación, la socialista Mar Moreno.

La mayoría de las solicitudes rechazadas fueron presentadas 21.000 no cumplían con los requisitos académicos: tener la ESO y estar cursando Bachillerato o ciclos formativos de grado medio.

Fueron las dificultades las que impulsaron aún más a esta chica a querer llegar lejos. "¿Y por qué quieres estudiar también italiano?", le pregunta su hermano, un dibujante de cómic en potencia. "Por salir de aquí, por aprender más. Quiero ser veterinaria", le responde. "Pero no cualquiera", añade su madre. "Me gustaría investigar en Australia", señala ella.

En su habitación, comparten pared los pósters de animales con los de su grupo de rock favorito, Paramore, o su actor de cabecera, Johnny Depp. Ahora seguirá leyendo sus libros, pero con zapatos nuevos.

Noticias Relacionadas