Domingo, 21 de Febrero de 2010

El Barcelona se proclama campeón tras humillar al Madrid

El equipo azulgrana logra la mayor diferencia en una final desde que se juega con este formato ante un Madrid impotente (80-61). Así fue el partido

MIGUEL ALBA ·21/02/2010 - 20:25h

EFE - El pívot del FC Barcelona Fran Vázquez machaca la canasta del Real Madrid, ante la mirada de varios jugadores (de izquierda a derecha, Darjus Lavrinovic, Pete Mickeal y Jorge Garbajosa), en una acción del partido que han disputado ambos conjuntos en el Bizkaia Arena de Barakaldo (Vizcaya), correspondiente a la final de la Copa del Rey.

De pie, con los brazos cruzados, delante de un banquillo que gestiona con pasión, Xavi Pascual explora los límites de su equipo. Un grupo con un ansia de poder ilimitado. Doce jugadores que han convertido la perfección en una rutina. En ese estado nirvánico, el Barcelona se sabe especial. Preparado para acumular títulos con una normalidad obsesiva. Incluso, en determinados momentos, insultante. Porque este Barça, preparado para las comparaciones con su equipo de fútbol, aunque Pascual evite el símil con Guardiola, convirtió ayer la final en un escenario de fiesta y drama.

El Madrid, convencido de poder entrar en la pelea, confiado en romper la dinámica casi impoluta de este Barça, se hizo de repente pequeño. Diminuto. Entendió que su tiempo de sonrisas está aún por llegar.

Su crédito, ilimitado durante los dos partidos previos en la Copa, se diluyó como alma en pena. Demasiado pronto. En apenas 14 minutos, Fran Vázquez, quien si no, un MVP que se construye desde la sencillez absoluta, había retratado todas las carencias del Madrid.

Impotente en la pintura sin Reyes —el cordobés se convirtió ayer en el máximo reboteador de la competición— y con una alarmante incapacidad en el tiro, que delata el anonimato de Bullock para Messina, el Madrid el Madrid se vio impotente para frenar el vendaval.

Otro castigo como el de Vistalegre en liga. Otro sonrojo que el Barça, que ni siquiera necesitó a Navarro para concretar otra gran obra (esta ha sido la mayor diferencia en una final de la Copa desde que se juega con este formato), construye a base de educación con el método.

Buenos modales que cerraron el partido con un par de tiros libres de Ricky (33-21, min. 17) ante un Madrid desnaturalizado. Con Lavrinovic expuesto a la exigencia constante del triple, ante la falta de valentía del resto frente al aro, y con Jaric que no encontraba respuesta en su llamada al orden, el Madrid encontró su fin.

Su impotencia fue, por momentos, escandalosa. Apenas Llull y Reyes intentaban, sin mucho éxito, reducir el volumen del jolgorio de los de Pascual.Una fiesta que estimula el estatus de poder del Barça frente a todos.

En Canarias, antes de que los blaugranas consiguieran el primer título de la temporada, Messina explicaba a su entorno la dificultad de frenar el ciclo del equipo de Pascual. Tercer título consecutivo, octava Copa, veintiún galardones ACB...

Ficha técnica

80 - Regal Barcelona (19+21+24+16): Rubio (13), Navarro (8), Mickeal (9), Lorbek (13), Morris (5) -cinco inicial- Basile (6), Lakovic (1), Ndong (1), Grimau (6), Vázquez (14) Sada (2) y Trías (2).

61 - Real Madrid (16+9+12+24): Prigioni (2), Jaric (7), Kaukenas (10), Garbajosa (4), Lavrinovic (11), -cinco inicial- Llull (10), Hansen (-), Velikovic (11), Reyes (6).

Árbitros: Arteaga, Pérez Pizarro y García González. Sin eliminados.

Incidencias: Final de la Copa del Rey disputada en el BEC de Baracaldo ante 14.814 espectadores, la mayor asistencia de la historia a un partido de Copa. Fran Vázquez fue elegido el mejor jugador del torneo. Asistieron los Reyes de España, que fueron recibidos con pitos, aunque sin más incidentes.



Noticias Relacionadas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad