Domingo, 21 de Febrero de 2010

Una película turca y Polanski ganan en el festival de Berlín

Reuters ·21/02/2010 - 09:51h

El drama turco "Bal" (Miel) ganó el sábado de manera inesperada el codiciado Oso de Oro a la mejor película del Festival de Cine de Berlín, donde Roman Polanski fue elegido mejor director.

La película es la última parte de la trilogía del director Semih Kaplanoglu, que comenzó con "Süt" (Leche) y "Yumurta" (Huevo).

Filmada en un exuberante paisaje montañoso, "Bal" muestra a un niño de seis años, interpretado por un elogiado Bora Altas, adentrarse en un bosque en busca de su desaparecido padre, que es apicultor.

Altas, de 8 años en la vida real, fue el centro de atención en una rueda de prensa, sin que apenas pudiera ver por encima del estrado mientras llevaba un oso de peluche.

Aunque popular entre el público, la elección de "Bal" fue una sorpresa, dado que se consideraba que otras películas a concurso tenían más posibilidades de llevarse el gran premio de la edición número 60 del prestigioso festival.

Entre esas obras se encontraba "The Ghost Writer", de Polanski, quien completó la película desde su prisión en Suiza.

La cinta está protagonizada por Ewan McGregor, que hace de un "negro" literario contratado para escribir las memorias de Pierce Brosnan, ex primer ministro británico, basado en Tony Blair, que se ve sumido en un escándalo cuando un colega lo acusa de crímenes de guerra.

Polanski, de 76 años, fue arrestado en septiembre cuando se encontraba en Suiza para recibir un homenaje en un festival de cine. Estados Unidos pide su extradición por haber dejado el país antes de ser sentenciado en 1978 por haber mantenido relaciones sexuales con una chica de 13 años.

El productor de la película Alain Sarde dijo al recibir el premio en Berlín que había expresado su pesar a Polanski por el hecho de que no pudiera estar allí para aceptar el galardón.

Contó que Polanski respondió: "Incluso si pudiera, no iría, porque la última vez que fui a un festival a recibir un premio, terminé en la cárcel".

RUMANIA Y RUSIA, GRANDES GANADORES

La película rumana "Eu cand vreau sa fluier, fluier" y la rusa "Kak ya provel etim letom" también se llevaron varios premios.

Grigori Dobrygin y Sergei Puskepalis compartieron el galardón al mejor actor por su participación en la cinta rusa, rodada en el Ártico y que cuenta la historia de dos trabajadores de una remota estación climática completamente aislados del mundo exterior.

"Eu cand vreau sa fluier, fluier", un drama carcelero sobre un adolescente que escapa de prisión para evitar que su madre se lleve a su hermano a Italia, se llevó el premio del jurado y el galardón Alfred-Bauer a la innovación cinematográfica.

El premio a la mejor actriz quedó en manos de Shinobu Terajima por su actuación en el drama japonés de guerra "Caterpillar".