Sábado, 20 de Febrero de 2010

El mal tiempo en Florida podría retrasar el regreso del Endeavour a la Tierra

EFE ·20/02/2010 - 20:44h

EFE - Imagen cedida por la NASA. Concluida la misión STS-130, la Estación Alfa, que orbita la Tierra a casi 400 kilómetros de altura, ha quedado completada en un 90 por ciento, según la NASA. EFE/Archivo

El transbordador Endeavour, que se preparaba hoy para regresar, mañana, a la Tierra, podría verse obligado a permanecer un día más en el espacio dado el mal tiempo en Cabo Cañaveral (Florida), donde debería aterrizar,

El responsable del equipo de la NASA que supervisa la misión del transbordador, LeRoy Cain, indicó hoy en rueda de prensa que la lluvia y las nubes bajas en el área del Centro Espacial Kennedy, en el sur de Florida, podrían dificultar o incluso impedir el aterrizaje del Endeavour, previsto para las 03.16 GMT del domingo.

La NASA considera que actualmente hay una posibilidad del 50 por ciento de que la nave pueda aterrizar en Cabo Cañaveral.

Es posible que llueva a 48 kilómetros de la pista de aterrizaje, condición que prohíbe a la agencia espacial llevar a cabo este tipo de maniobras, y las nubes también podrían estar demasiado bajas para permitir al Endeavour regresar definitivamente a la Tierra tras una misión de 14 días en el espacio y nueve en la Estación Espacial Internacional (EEI), dijo Cain.

La NASA ha preparado para cualquier eventualidad también la pista de la Base Edwards de la Fuerza Aérea, en California, pero allí las condiciones meteorológicas también son inciertas, dijo.

No obstante, Cain se mostró optimista de que el tiempo mejorará y permitirá al Endeavour aterrizar en el primer intento en Florida.

El transbordador tiene a las 04.51 GMT una segunda posibilidad de aterrizar en Cabo Cañaveral.

Si no fuera posible, la NASA desviaría a la nave a California, donde podría aterrizar a las 06.20 GMT del lunes o a las 07.55 del mismo día en un segundo intento.

El lunes, las previsiones meteorológicas apuntan a que el tiempo mejore en Cabo Cañaveral pero empeore en Edwards.

Como última posibilidad, la NASA podría evaluar la pista de aterrizaje de White Sands, en Nuevo México, que fue utilizada solamente en una ocasión por un transbordador, en 1982.

En cualquier caso, el Endeavour tiene suficientes suministros y combustible para permanecer en órbita hasta el martes.

El Endeavour regresa de la misión STS-130, que lo llevó de nuevo a la EEI, donde instaló el módulo "Tranquility" y una cúpula panorámica.

La misión ya fue extendido un día y ahora corre el peligro de prolongarse debido al mal tiempo en la zona de aterrizaje.

La Estación Alfa, que orbita la Tierra a casi 400 kilómetros de altura, ha quedado completada en un 90 por ciento, según la NASA.

El diez por ciento restante deberán concluirlo las cuatro siguientes misiones de los transbordadores, que serán retirados a finales de este año por la NASA para dar paso a nuevas naves.

La próxima misión, la STS-131, será realizada por el "Discovery", que partirá el 5 de abril a la EEI.

Este transbordador de la agencia espacial estadounidense llevará al complejo orbital un módulo logístico para varios propósitos, que será temporalmente instalado en la EEI pero que regresará con la tripulación a la Tierra una vez cumplida la misión.

El "Discovery" también llevará al orbitador piezas de repuesto claves, de acuerdo con la NASA.

Después, la NASA ya sólo tiene programado tres vuelos más al complejo orbital.