Sábado, 20 de Febrero de 2010

Pakistán mata a 30 insurgentes en un ataque aéreo

Reuters ·20/02/2010 - 09:27h

Aviones de combate de Pakistán atacaron el sábado un refugio de combatientes islamistas en su bastión de Waziristán del Sur, matando a 30 de ellos, dijo el Ejército.

El ataque fue perpetrado en Shawal, un refugio montañoso para extremistas respaldados por Al Qaeda situado cerca de la frontera de Afganistán.

"La guarida de Shawal fue atacada después de que recibiéramos información de que los terroristas se estaban escondiendo en las montañas", dijo un portavoz del Ejército.

Las fuerzas de seguridad de Pakistán lanzaron una gran ofensiva en Waziristán del Sur en octubre del año pasado y el Ejército dice que ha capturado la mayor parte de las bases de los militantes en la escarpada región.

Las zonas tribales de la etnia pashtún en Pakistán, especialmente Waziristán del Sur y del Norte, son consideradas como un centro mundial de extremistas, donde incluso habría figuras de alto rango de Al Qaeda y los talibanes.

Responsables occidentales dicen que creen que varios líderes talibanes también viven en pueblos y ciudades paquistaníes.

Un hijo del líder del grupo Haqqani, una importante facción de los talibanes que atacan a las fuerzas occidentales en Afganistán, murió en un ataque del jueves con misiles de aviones no tripulados de Estados Unidos en Waziristán del Norte.

La muerte del hijo del veterano comandante guerrillero afgano Jalaluddin Haqqani se produjo días después del arresto del máximo estratega militar talibán en Afganistán, el mulá Abdul Ghani Baradar, en una operación conjunta de Pakistán y Estados Unidos en la ciudad de Karachi.

Los talibanes, que quieren derribar al Gobierno e imponer su rígido control de la sociedad con su interpretación radical del Islam, se han vengado de la ofensiva militar en su bastión con atentados suicidas y bombas en todo el país, que han dejado cientos de muertos.

Un policía murió y tres resultaron heridos en un atentado suicida en la localidad de Balakot, en el noroeste del país, el sábado por la mañana. La policía abatió a otros dos posibles suicidas en el cercano pueblo de Mansehra mientras intentaban acercarse a una comisaría de policía.