Viernes, 19 de Febrero de 2010

La Guardia Civil busca a cuatro huidos de los nuevos comandos

El juez envía a prisión a otros cuatro etarras detenidos en la última operación

PEDRO ÁGUEDA ·19/02/2010 - 21:00h

La detención de Ibai Beobide el pasado sábado en Guipúzcoa desbarató el intento de ETA de poner en marcha tres comandos en Euskadi formados por miembros legales, sin fichar. Hasta el momento han sido arrestadas siete personas por su implicación en el plan de la banda, pero hay cuatro más que han logrado huir. Ekhine Eizagirre Zubiaurre, de 25 años, Xabier Atristain Gorosabel, de 39, Jone Lozano Miranda, de 23, y Eider Zurriariain Mendiguren, de 30, integran ya la lista de terroristas más buscados, informaron a Público fuentes de la investigación.

Euri Albizu escondió cuatro días a Beobide para después ayudarlo en su huida a Francia

El juez de la Audiencia Nacional Ismael Moreno envió a la cárcel a cuatro personas por esconder a Beobide desde que cruzó la frontera en agosto pasado. De ellos, destaca Euri Albizu Telleria, funcionaria del área de Educación del Gobierno vasco, que ya prestó ayuda a Ibai Beobide cuando este era miembro del comando de legales que atentó contra la EiTB el 31 de diciembre de 2008. Tras aquello y con la Ertzaintza pisando los talones a los miembros del comando, Euri Albizu escondió cuatro días a Beobide para después ayudarlo en su huida a Francia, concretamente a Burdeos, donde concertaron una cita con otros miembros de ETA.

La profesora huida

En ese viaje participó también la profesora, y desde el pasado sábado huida de la Guardia Civil, Eider Zurriarain Mendiguren. Hermana de Naiara, detenida en Francia en 2002 y antigua novia del también miembro del aparato militar Oier Gómez, los investigadores creen que escondió dos meses a Beobide en su última etapa en el País Vasco. Sin embargo, el primer escondite del liberado fue el caserío en Hernani de Juan María Maizkurrena, a quien el juez también ha enviado a prisión.

De los cuatro huidos, tres figuraron en listas anuladas por su vinculación con la ilegalizada Batasuna

Para cuando el comando Asti ya había asesinado a tiros al empresario Ignaxio Uria, Maizkurrena había convencido a su amigo José Agustín Camacho de que colaborase con ETA. En diciembre de 2008, Camacho escondió a Joanes Larretxea y Iurgi Garitagoitia, posible autor material de los disparos, antes de que escapasen a Francia. Los dos fueron arrestados posteriormente en territorio francés.

El caserío que Camacho comparte en Hernani con su compañera, Josune Balda, también sirvió de escondite recientemente a Beobide. El juez Moreno ha dictado prisión para la pareja. Además de esconder al etarra, el juez Moreno acusa a los cuatro de ayudarlo en sus desplazamientos y prestarle apoyo económico. Según el auto de prisión, los cuatro encarcelados destruyeron pen drives, un ordenador, DNI falsos y un carnet de la Guardia Civil con la foto de Beobide, tras la detención de este.

De los cuatro huidos, tres figuraron en listas anuladas por su vinculación con la ilegalizada Batasuna. Jone Lozano, novia del detenido en Girona Jon Rosales, figuró en el número tres de la candidatura de ANV al Ayuntamiento navarro de Areso en 2007.