Viernes, 19 de Febrero de 2010

Rusia se declara "muy alarmada" por la posición nuclear iraní

Reuters ·19/02/2010 - 20:39h

Rusia se declaró el viernes "muy alarmada" por la negativa de Irán a cooperar con el OIEA, después de que el organismo nuclear de la ONU dijera que temía que Teherán estuviera trabajando para desarrollar un misil nuclear.

El líder supremo, el ayatolá Alí Jamenei, reiteró la insistencia de Irán de que las sospechas sobre su programa nuclear eran infundadas, pero Estados Unidos dijo que el informe del OIEA respaldaba su campaña para que se impongan más sanciones contra Teherán.

"Estamos muy alarmados y no podemos aceptar esto, que Irán se esté negando a cooperar con el OIEA", dijo el ministro ruso de Asuntos Exteriores, Sergei Lavrov, en una entrevista a la emisora de radio Ekho Moskvy.

"Durante unos 20 años, los líderes iraníes llevaron a cabo su programa nuclear clandestino sin informar del mismo al OIEA", declaró. "No entiendo por qué hubo tal secretismo", agregó.

La agencia nuclear de la ONU hizo pública el jueves su preocupación tras un análisis clasificado que concluye que Irán ya cuenta con experiencia en explosivos relevante para fabricar un arma nuclear factible.

"Algunas cuestiones siguen sobre la mesa e Irán no ha reaccionado a ellas hasta ahora", declaró Lavrov. "Necesitamos entender cómo llegaron hasta Irán varios documentos referentes a tecnología nuclear militar".

Rusia, que tiene poder de veto en el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas, ha expresado públicamente sus sospechas durante las últimas semanas por las actividades nucleares de Irán, tras afirmar durante años que no tenía evidencias de que Teherán estuviera intentando fabricar una bomba atómica.

POSIBLES SANCIONES

El portavoz del Ministerio de Exteriores Andrei Nesterenko sugirió que las conversaciones sobre una resolución de sanciones podrían comenzar pronto.

"Hoy por hoy no se está trabajando en el Consejo de Seguridad de la ONU en Nueva York para preparar una resolución sobre posibles sanciones a Irán (...) Sin embargo, dadas las actuales circunstancias, no se puede descartar completamente la posibilidad de iniciar este trabajo", agregó.

Sin embargo, Moscú reiteró su posición de que no bloqueará una exportación de sistemas de defensa antimisiles S-300 a Irán, algo que Estados Unidos e Israel dicen que podría ayudar a Teherán a proteger sus instalaciones nucleares de cualquier futuro ataque aéreo.

"Hay un contrato para suministrar estos sistemas a Irán, y lo cumpliremos", declaró el viceministro de Exteriores Sergei Ryabkov a Interfax. "Es absolutamente incorrecto hacer hincapié en el tema de los suministros de S-300".

La embajadora de Washington ante la ONU, Susan Rice, dijo que el informe del OIEA "subraya explícitamente que Irán sigue desobedeciendo sus obligaciones internacionales".

Alemania, una de las seis potencias que negocian con Irán sobre el tema nuclear, sumó su voz a la presión.

"El persistente desafío (...) a resoluciones de Naciones Unidas y la continuación de Teherán de una peligrosa política nuclear están obligando a la comunidad internacional a proseguir con más sanciones (...) contra el régimen en Teherán", dijo el portavoz gubernamental Ulrich Wilhelm.

Aunque añadió: "descartamos una solución militar". Estados Unidos dice que quiere una solución diplomática, pero no ha descartado una acción militar.