Viernes, 19 de Febrero de 2010

La Nobel W. Maathai pide a los ciudadanos que presionen contra el cambio climático

EFE ·19/02/2010 - 14:29h

EFE - La Premio Nobel de la Paz por su labor en la defensa de la ecología y el desarrollo sostenible y una de las personalidades más respetadas de Kenia, Wangari Maathai, habla con los periodistas de su campaña medioambiental 'Mottainai', durante una rueda de prensa en Tokio (Japón), hoy, 19 de febrero.

La Premio Nobel de la Paz de 2004, la bióloga Wangari Maathai, pidió hoy presión a los ciudadanos "para que sus políticos adopten un papel más decisivo" en la firma de un acuerdo para frenar el cambio climático en la cumbre COP16 de México.

La activista keniana dijo en rueda de prensa en Tokio que en la cumbre del cambio climático de Copenhague del pasado diciembre se demostró el "consenso y la voluntad política" para luchar contra el calentamiento global, pero que también es necesaria la presión de la opinión pública.

"Los políticos tienen en cuenta la posición de la opinión pública en el plano electoral y por ello es necesaria la presión de los ciudadanos del mundo y de Estados Unidos, para que ese país asuma el liderazgo. Tenemos un importante papel para influenciar en los resultados de México", afirmó.

Maathai, responsable de proyectos para la reforestación de las selvas congolesas, se mostró esperanzada en que se pueda llegar a mayores compromisos en la cumbre de Naciones Unidas para el cambio climático de Cancún (México), que se celebrará a final de año.

"En parte quedé decepcionada con el resultado de la cumbre de Copenhague en Dinamarca, pero se prometieron fondos para financiar la lucha contra el cambio climático y la deforestación y todos los países reconocieron que es un problema serio", añadió.

La activista keniata y ex ministra de Medio Ambiente hizo estas declaraciones durante una visita a Japón, país en el que "me inspiro y obtengo energía" y donde recibió un premio por su aporte a la lucha por el medio ambiente en la ciudad de Kioto.

Maathai pidió a Japón que siga jugando un papel activo y visionario en materia de medio ambiente y que mantenga sus compromisos sin poner condiciones.

Japón es uno de los países que se ha fijado unos compromisos más ambiciosos de reducción de emisiones de CO2, el 25 por ciento menos en 2025 con respecto a los niveles registrados en 1990.

La keniana pidió que la comunidad internacional tenga en cuenta la importancia de los bosques, en especial "los tres pulmones de la tierra" -la selva del Amazonas, el Congo y el Sudeste Asiático-, y la defensa de la biodiversidad para mantener la seguridad alimentaria de los países en desarrollo.