Viernes, 19 de Febrero de 2010

Una norma protegerá las infraestructuras de ciberataques

 

 

MIGUEL ÁNGEL CRIADO ·19/02/2010 - 08:00h

MIGUEL ÁNGEL CRIADO - La Bolsa de Madrid.

El Gobierno prepara un real decreto para proteger las infraestructuras críticas españolas de un ciberataque. Las redes eléctricas, de transporte, las centrales nucleares o los sistemas de abastecimiento de aguas están, de una manera u otra, conectados a Internet y, por ello, pueden recibir ataques.

La norma exigirá una serie de compromisos a las empresas responsables de estas infraestructuras. El 80% de los sistemas básicos sobre los que se apoya la sociedad española está en manos de empresas privadas. Un ciberataque contra una central eléctrica o contra una planta química ya no será un problema de la empresa, sino una cuestión de seguridad nacional.

Ataques desde Internet a sistemas de aguas, transporte o la Bolsa se producen todos los días. Pero el secreto con el que las empresas tratan estos asuntos impide saber la gravedad de la intrusión o quién está detrás. Ahora, la norma, que traspone una directiva comunitaria sobre la ciberseguridad, obligará a las compañías a comunicar los incidentes.

A cambio, el Gobierno estudia fórmulas para garantizar la confidencialidad de los datos, con el doble objetivo de preservar la información y la reputación de las empresas implicadas. Un ejemplo es el inminente catálogo de infraestructuras críticas que prepara el Ministerio del Interior. Su condición de secreto impide saber qué es esencial para el Estado y qué no, aunque sí se sabe que incluye las redes de los bancos, el transporte, la energía o la propia Administración.