Viernes, 19 de Febrero de 2010

"Nos cuesta adaptarnos a los sistemas de Messina"

Felipe Reyes. Pívot del Real Madrid. Las lesiones y la llegada de Messina han variado su rol en el equipo

MIGUEL ALBA ·19/02/2010 - 08:30h

Felipe Reyes, durante un partido con el Real Madrid. - efe

Sus respuestas exploran la autocrítica. Ni él ni su equipo acaban de encontrar una buena dinámica. Sin embargo, Felipe Reyes (Córdoba, 1980) se aferra a la Copa del Rey para reivindicarse.

Parece que la Copa llega a destiempo para su equipo.

Bueno, es verdad que nos está costando mucho adaptarnos, entender los sistemas de juego de Messina. Eso requiere un tiempo de adaptación que, a estas alturas, ya tendríamos que haber superado. Parece que los últimos partidos no estamos mostrando un buen nivel, pero nosotros venimos con mucha ilusión. Aunque no seamos favoritos, sabemos que tenemos equipo para plantarnos en la final, ganar y dar la sorpresa.

Dos derrotas en los dos últimos partidos. Suena a crisis.

Es cierto que han sido dos derrotas muy duras y un golpe bastante profundo en nuestra moral. No me preocupa el momento en el que estamos porque sé que vamos a dar otra imagen en la Copa. Aquí, sé que sacaremos el carácter.

Por lo que traduce, han sido dos derrotas más de mente que de baloncesto.

Sin duda. Hemos perdido por nuestra falta de mentalidad. Nos hemos venido abajo en momentos importantes porque mentalmente no hemos sido fuertes.

¿Y tiene solución?

Ya lo creo, pero debemos de mantener una unidad grande. Lo hemos hablado mucho durante los últimos días. Nos hemos dado cuenta de que tenemos que hablarnos, animarnos mucho más y funcionar más como un equipo de lo que lo hemos venido haciendo. Sólo así podremos salir de esta.

En esas charlas han encontrado el porqué el equipo se desengancha de los partidos.

Creo que sí. En Siena tuvimos la sensación de que cada vez que nos metían una canasta era como si valiera por diez puntos. Eso nos hizo meternos en una dinámica que nos creímos que no podíamos ganar el partido. Debemos huir de esa falta de confianza.

Acepta que el Barcelona está un par de pasos por encima del Madrid.

Sin duda. Ahora mismo es el equipo más fuerte en Europa. Eso hay que aceptarlo y ser sinceros. Nosotros estamos trabajando para llegar a final de temporada en muy buena disposición para luchar por los títulos.

Su camino hacia la final de la Copa se jugaría en menos de 40 horas. Parten en desventaja frente a los que juegan el jueves.

Sí. Siempre he dicho que prefiero tener un día de descanso porque tres partidos de esa intensidad te machacan si llegas a la final. El último día apareces muy cansado en la pista, pero no quiero que suene a excusa.

A nivel personal, ¿se siente satisfecho de su temporada?

De momento, llevo una temporada un poco descorazonadora con tanta lesión. Ahora, después de la última recaída del gemelo, me siento bastante mejor. Lo que quiero es acoplarme rápido al equipo y volver a ser el jugador que he sido siempre.

¿Tanto banquillo duele?

A todos nos gusta jugar más, pero acabo de salir de una lesión y sé que debo ganarme más minutos. Cuando suba mi rendimiento espero ser más importante.

¿Y si no es así?

Eso no lo creo. Está claro que es duro tanto banquillo para alguien como yo, pero el equipo, al final, es lo más importante. A mí siempre me gusta sentirme importante, pero sé que las lesiones han impedido que lo haya sido como en los años anteriores.

¿Siente que tiene la confianza de Messina?

Yo creo que sí.

¿Le pide algo distinto que otros entrenadores?

No. Además, la exigencia me la pongo yo mismo. A mí no me tiene que venir nadie para decirme si tengo que hacer esto o lo otro. Sé qué es lo que hago bien y tiendo siempre a buscarlo.

¿Y qué hace bien Felipe?

Dar lo máximo en cada entrenamiento, entregarme en la lucha por los rebotes y defender a muerte.

Sin lesiones, su rol será otro en el equipo.

Espero que sí. Según vayan pasando los partidos y me encuentre más a gusto en el equipo cambiará mi rol.

Está a tres rebotes de convertirse en el máximo reboteador defensivo de la Copa.

No lo sabía, pero siempre me gusta conseguir objetivos de este tipo para entrar en la historia del baloncesto español.

La única Copa que posee la ganó con el Estudiantes en la edición de 200. ¿Se lo recalcan mucho en el vestuario?

Para nada. La mayoría de mis compañeros no saben que gané una Copa con el Estudiantes. No hay vaciles en ese sentido.

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad