Jueves, 18 de Febrero de 2010

Una avioneta se estrella contra un edificio de Texas

Reuters ·18/02/2010 - 21:24h

Una avioneta se estrelló el jueves contra un edificio federal que albergaba una agencia tributaria estadounidense en Austin, en el estado de Texas, y la prensa local informó que el incidente pudo ser un ataque deliberado.

Dos personas fueron llevadas al hospital tras el accidente, que dejó el edificio de siete plantas en llamas, y se cree que una persona sigue desaparecida, dijeron bomberos de Austin. El piloto, identificado por un agente de la ley como Joseph Andrew Stack, fue encontrado muerto.

El incidente renovó los temores por el terrorismo en el país y sobre las brechas en la seguridad para las aeronaves privadas, pese a que funcionarios estadounidenses dijeron que no hay razones para creer que el hecho estaba vinculado a actividades terroristas.

El piloto podría haber dirigido el avión contra el edificio de forma deliberada, dijeron dos agentes federales, por unos problemas que tenía con la agencia fiscal Servicio de Impuestos Internos (IRS, por sus siglas en inglés) que dejó por escrito en una nota en una página web.

La fuente del agente de la ley dijo que las autoridades estaban investigando la nota.

"Bueno, señor Gran Hermano IRS, intentemos algo diferente; toma mis kilos de carne y duerme bien", decía la nota. No fue posible determinar la autenticidad de la nota, fechada el 18 de febrero, ni su autoría.

En la nota, Stack se quejaba de que tuvo problemas con las leyes fiscales cuando no hizo una declaración de impuestos tras no tener ingresos un año. También decía que tuvo problemas por unos ingresos no documentados.

El jefe policial de Austin, Art Acevedo, no quiso confirmar los detalles sobre la nota, pero subrayó que no había amenazas a la seguridad pública.

"Este es un incidente aislado. No hay razón de alarma", dijo en una conferencia de prensa televisada.

INCENDIÓ SU CASA

La cadena CNN informó que el piloto incendió su casa antes de iniciar el vuelo a bordo de un pequeño avión y estrellarlo contra el edificio a alrededor de las 10.00 hora local (16:00 GMT).

El avión, identificado por la Administración Federal de Aviación (FAA, por sus siglas en inglés) como un Piper Cherokee monomotor, despegó desde el aeropuerto en Georgetown, Texas, y volaba bajo reglas que no le exigen al piloto mantener contacto con los controladores aéreos.

Una aeronave Piper estaba registrada a nombre de Joseph Stack, bajo una dirección en Lincoln, California, según el registro de la FAA. En la nota, Joe Stack decía que se había mudado a Austin desde California.

El edificio albergaba varias divisiones del IRS con cerca de 190 empleados, entre las que se encontraba la división de investigación criminal, auditorías y recolectores de impuestos, según funcionarios de la agencia. Se sitúa frente a una sede del FBI.

En Washington, el portavoz de la Casa Blanca Robert Gibbs dijo que el incidente no parecía estar ligado al terrorismo y agregó que el presidente estadounidense, Barack Obama, estaba siendo informado sobre el asunto.

Como precaución, dos aviones de combate F-16 fueron lanzados después del accidente para sobrevolar y patrullar la capital del estado de Texas, según el Comando de Defensa Aeroespacial estadounidense (NORAD por su sigla en inglés), que se responsabiliza por salvaguardar el espacio aéreo estadounidense.