Jueves, 18 de Febrero de 2010

El TC admite recurso del Gobierno contra ley de cajas gallegas

Reuters ·18/02/2010 - 15:21h

El Tribunal Constitucional ha admitido a trámite el recurso que el Gobierno interpuso el pasado 9 de febrero contra los cambios introducidos en la Ley gallega de cajas, que por esta decisión queda suspendida.

La modificación de la norma, aprobada por la Xunta de Galicia, abría la vía para que las dos principales entidades gallegas, Caixa Galicia y Caixanova, pudieran fusionarse.

La Xunta, presidida por Alberto Núñez Feijóo, es partidaria de esta fusión, y a comienzos de diciembre pasado, el propio Feijóo descartó como alternativa a esta propuesta una fusión con entidades de otras comunidades o incluso alianzas con otras cajas a través de sistemas institucionales de protección (SIP).

Las SIP están consideradas como fusiones virtuales pues permiten a las entidades mantener su personalidad jurídica y el arraigo territorial.

El presidente de la Confederación Española de Cajas de Ahorros (CECA), Juan Ramón Quintás, solicitó el miércoles la regulación de la figura de los SIP para que las entidades que opten por esta vía de fusión cuenten con una mayor seguridad jurídica y conozcan qué impactos fiscales tienen este tipo de alianzas.

Entre los artículos más cuestionados en la modificación de la Ley de cajas de ahorros gallega estaba el que da al Gobierno autonómico poder para designar directamente a una cuarta parte de las entidades representativas en las Asambleas generales de las cajas gallegas, según varios medios.

En la actualidad, más de la mitad de las cajas de ahorros se encuentran inmersas en un proceso de consolidación para hacer frente al deterioro de las condiciones económicas y a la caída del negocio bancario, que está provocando importantes descensos de beneficios.

El principal obstáculo que están encontrando las cajas para acometer fusiones interregionales, que son en principio las que menos solapamientos de redes tienen y por consiguiente tienen un mayor sentido estratégico y económico, es precisamente el poder de veto con el que cuentan las comunidades autónomas.

El presidente del Gobierno español, José Luis Rodríguez Zapatero, dijo el miércoles en el Congreso que ni el Banco de España ni su Gabinete estaban presionando a las cajas para que acelerasen procesos de fusión

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad