Jueves, 18 de Febrero de 2010

Un análisis de "las dos Alhambras" cierra el homenaje a Washington Irving

EFE ·18/02/2010 - 12:10h

EFE - El director de los actos del homenaje a Washington Irving, el catedrático de Historia del Arte, Ignacio Henáres Cuellar. EFE/Archivo

El programa de actos organizado por la Alhambra en homenaje a Washington Irving en el 150 aniversario de su muerte se cierra con un simposio internacional inaugurado hoy en el que se analizan "las dos Alhambras, la arqueológica y la moderna", ha explicado el director, Ignacio Henares.

"La Alhambra arqueológica la constituye el núcleo material de este excepcional patrimonio y la segunda es de naturaleza intangible, espiritual y estética y constituye un fenómeno de sensibilidad y apreciación artística excepcional y rotundamente moderno", ha aclarado este catedrático de Historia del Arte durante la presentación del simposio en el Palacio de Carlos V.

Con esta tesis, se han organizado cuatro mesas temáticas que abordan desde hoy y hasta el sábado la estética romántica, la figura de Washington Irving, el viaje y la imagen romántica y por último, el llamado "Alhambrismo", a lo que se suman unas conferencias monográficas a cargo de especialistas en la materia.

Henares ha asegurado que los asistentes a este simposio, titulado "Historia, estética y poética en la modernidad del Romanticismo: Washington Irving en la Alhambra", verán "profundamente enriquecida" su comprensión de "las relaciones de la estética, la sensibilidad y el arte modernos que tienen por referente y se cruzan en la Alhambra".

La directora del Patronato de la Alhambra y el Generalife, María del Mar Villafranca, ha destacado que el simposio forma parte de un "proyecto cultural de intenso recorrido", que ha tomado como centro la figura del escritor y que ha incluido la instalación de una escultura en su honor en el bosque de la Alhambra, una exposición dedicada a él y la reedición de su obra "Cuentos de la Alhambra".

Asimismo, ha resaltado que ha sido siempre la intención de los anteriores gestores del monumento rendir homenaje a Irving, como se puso de manifiesto ya en 1914, cuando el Patronato de Amigos de la Alhambra colocó una placa en las habitaciones que ocupó el norteamericano, y en 1959, cuando el Ayuntamiento y el Patronato celebraron el centenario de su muerte.

Villafranca ha destacado la importancia del papel que jugaron Irving y su obra literaria para dar a conocer al entorno monumental y para despertar interés por él y ha dicho que la "estela" del escritor "aún pervive".

En la organización de este simposio ha participado también la Sociedad Estatal de Conmemoraciones Culturales, cuyo coordinador de proyectos ha señalado que la Alhambra es "un foco de generación de ideas, sentimientos y propuestas".

La Universidad de Granada también colabora en este proyecto, con la publicación a través de su editorial de las actas del simposio, lo que posibilitará que estas ideas "perduren en el tiempo", ha subrayado Villafranca.

El encargado de abrir el simposio ha sido el profesor de la Universidad del Estado de Ohio Salvador García Castañeda, quien ha contado que en la época romántica "vinieron a España un grupo compacto de escritores, historiadores y científicos norteamericanos a los que no se prestó atención y de los que Irving fue el pionero".

"Este escritor representa un grupo muy coherente de gente que piensa de la misma manera, que tiene un gran amor a España y un gran interés en su literatura e historia y que produce cantidad de obras valiosas y poco conocidas hoy", ha señalado.

García Castañeda ha afirmado asimismo que Irving cumple una labor "muy importante", al ser "el primero que le da valor a España en una época en la que se conocía como un país folclórico y de perra gorda".